Público
Público

La USADA otorga dos semanas más a Armstrong para cooperar

La agencia antidopaje asegura que ahora el exciclista "quiere formar parte de la solución y ayudar en el esfuerzo de limpiar este deporte"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA) ha dado al desacreditado ciclista estadounidense Lance Armstrong dos semanas más para cooperar por completo en una investigación sobre el episodio más oscuro del ciclismo a cambio de una posible reducción de su sanción de por vida.

La fecha límite para responder preguntas bajo juramento que la USADA dio a Armstrong fue el 6 de febrero, pero este jueves se amplió el plazo después de que el abogado del deportista, Timothy Herman, dijera que no había podido fijar el momento de la entrevista.

'Hemos estado en comunicación con el señor Armstrong y sus representantes y entendemos que quiere formar parte de la solución y ayudar en el esfuerzo de limpiar el deporte del ciclismo', dijo el máximo responsable, Travis Tygart, en un comunicado.

Tygart, al que el heptacampeón del Tour de Francia criticó duramente en público antes de confesar el mes pasado que utilizó sustancia dopantes durante su carrera, indicó que han accedido a aceptar la proposición de Armstrong. Asimismo, añade que le han dado dos semanas para que presente los detalles de su ofrecimiento para mejorar su imagen y la del ciclismo.

Tras años de negativas y de rechazar defenderse ante las acusaciones de dopaje, Armstrong admitió el pasado mes en una entrevista con Oprah Winfrey que había hecho trampas en su camino hacia el récord de siete títulos del Tour de Francia y aceptó la acusación de la USADA de haber participado en un programa sistemático de dopaje. Armstrong ha perdido sus siete Tours y la medalla de bronce que se colgó en Sydney 2000.

Tygart dijo en el programa 60 Minutes de la CBS emitido el pasado 27 de enero que su agencia había solicitado una entrevista con Armstrong durante la polémica sobre las afirmaciones del ciclista de un regreso limpio en 2009. 'Los controles de sangre en 2009, 2010... uno en un millón de posibilidades de que se debiera a otra cosa que no fuera dopaje', dijo Tygart.

En una carta a la USADA de 25 de enero, Herman dijo que su cliente estaba dispuesto a cooperar con la agencia pero que anteriores obligaciones le hacían imposible la fecha límite de 6 de febrero. En aquella carta, Herman planteó preguntas sobre el papel de la USADA en librar al ciclismo de las sustancias dopantes. Señaló que 'el ciclismo profesional es y ha sido en gran medida un deporte europeo'.

Herman aplaudió el anuncio de la Unión Ciclista Internacional de que trabajaría con la Agencia Mundial Antidopaje en una investigación sobre el uso de drogas y confiaba en un proceso 'de verdad y reconciliación'. 'Como tal, nos gustaría asegurarnos de que nos coordinamos con un proceso de verdad y reconciliación para examinar la cultura del dopaje en el ciclismo en el pasado y limpiarlo para que pueda avanzar', escribió Herman.

Pese al destierro deportivo y al riesgo de enfrentarse a demandas por parte de patrocinadores, aseguradoras o compañeros de equipo, la justicia estadounidense no reabrirá el caso del exciclista por la vía civil. El fiscal del Distrito Centro de California, André Birotte, dijo que la confesión del exciclista ante Oprah Windfrey el pasado enero no cambiará la postura actual de la fiscalía.

'Tomamos una decisión sobre el caso hace algo más de un año. Somos sobradamente conscientes de las declaraciones de Armstrong y otras informaciones de prensa, pero eso no ha cambiado nuestro punto de vista por el momento', indicó Birotte.

El caso civil contra Armstrong en California se cerró hace un año pese a las acusaciones de su ex compañero de equipo Floyd Landis. Ahora Armstrong podría enfrentarse a problemas con la Justicia ordinaria por perjurio y fraude.