Público
Público

El Valencia se asoma a la cabeza a costa del Betis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Valencia se ha impuesto por 1-2 al Betis para asentarse en la zona alta de la tabla tras la cuarta jornada de Liga. Mientras, el Zaragoza ha logrado ante Osasuna su primera victoria de Liga, el Villarreal ha ganado gracias a Rossi al Murcia mientras que el Getafe-Deportivo y el Almería-Mallorca han terminado en empate.

El Valencia gozó de muchas ocasiones para marcar, sobre todo en la primera parte, pero fue en la segunda, cuando peor lo pasaba, cuando también en dos zarpazos se llevó el partido. El Betis, por su parte, vuelve a mostrar una jornada más que los errores de las pasadas campañas siguen ahora con el argentino Héctor Cúper en el banquillo, lo que deja una gran incertidumbre en sus aficionados, quienes ven cómo en ésta otra vez puede haber mucho sufrimiento.


Empate complicado para Getafe y Deportivo

Getafe y Deportivo de La Coruña empataron a cero en un partido en el que ambos equipos mostraron sus carencias iniciales en el campeonato nacional de Liga, donde los madrileños se ubican en las últimas posiciones de la tabla con el  Valencia y el Real Madrid en el horizonte.

El Getafe de Michael Laudrup arrancó ante un ramplón Deportivo de La Coruña un empate insuficiente para abandonar las últimas posiciones de la clasificación, situación que vive prácticamente desde el inicio del campeonato.

Rossi da la victoria al Villarreal 

El delantero italiano Giuseppe Rossi acabó con la resistencia y el buen trabajo del Real Murcia en El Madrigal ante el Villarreal con dos goles en los cinco últimos minutos de partido que dieron el triunfo (2-0) a los suyos tras un juego un tanto espeso.

Cuando parecía que el partido concluiría con empate sin goles, surgió la figura del habilidoso jugador italiano, que con un gol en el minuto 85 y 89 puso a fin a las buenas sensaciones de orden y seriedad que dio el Murcia al que sin duda le faltó mayor presencia ofensiva.

 

El Real Zaragoza consiguió su primera victoria de la temporada en un partido de rivalidad contra el Osasuna, a pesar de que estuvo agarrotado por la presión y los nervios de tratar de obtener el triunfo que debe servir como bálsamo tras el mal comienzo liguero del conjunto maño.

Aún logrando los tres puntos, el equipo zaragozano jugó un mal encuentro pues continúa siendo un equipo previsible, sin velocidad y sin presión sobre el rival y sin esas virtudes es muy complicado superar a ningún rival disciplinado y trabajador como fue Osasuna. Por contra, el Osasuna continúa sin lograr la victoria y aunque fue capaz de marcar su primer tanto esta temporada no le sirvió para sacar nada positivo de La Romareda porque tras el descanso fió todo en defender el empate y apenas se acercó a la portería maña, ni aún cuando fue por detrás en el marcador.