Público
Público

El Valencia se convierte en un polvorín

Cuatro derrotas seguidas hacen estallar a la afición, que anoche increpó a los jugadores en las afueras de Mestalla. La directiva ya valora sustitutos para Djukic. Se impone la 'ley del silencio'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Valencia no termina de encontrar ni la paz institucional ni deportiva que necesita. El nuevo proyecto que se puso en manos de Miroslav Djukic parece haber agotado el crédito. Tres derrotas seguidas en Liga ya habían desatado las alarmas en el club ché pero la dolorosa derrota de anoche ante el Swansea galés de Laudrup en el estreno en la Europa League (0-3) hizo estallar por los aires la paciencia de la afición valencianista.

Tras finalizar el encuentro, cientos de aficionados -los que se quedaron hasta el final de la derrota- se concentraron espontáneamente en los aledaños de Mestalla para proferir cánticos y gritos en contra de los jugadores, a los que señalan como máximos responsables de la pésima imagen ofrecida por el equipo en este primer mes de competición. Les gritaron 'mercenarios' , 'menos millones, más cojones', 'este escudo no lo merecéis' o '¿donde está vuestra vergüenza?'.

El capitán del equipo, Ricardo Costa, fue el único de los jugadores en dar la cara ante los aficionados que reclamaban un cambio de actitud y explicaciones a la plantilla. Costa salió a pie a la calle e incluso se paró a conversar con algunos aficionados mientras el resto de futbolistas ponía rumbo a sus casas en sus respectivos vehículos.

Mientras, dentro del estadio Miroslav Djukic intentaba explicar a los medios sus sensaciones tras la derrota y el presidente Amadeo Salvo, reunía de manera informar a su consejo para plantear soluciones inminentes para solventar esta crisis. La opción de destituir al técnico serbio ya está sobre la mesa y ya se están buscando sustitutos. Pero antes, la directiva prefiere dar un margen para ver si Djukic puede revertir el ánimo del equipo.

El entrenador se mostró con el semblante desencajado ante la prensa tras la derrota y reconoció que el ánimo del equipo está ahora por los suelos: 'El equipo ha salido con la intención de lavar la cara, pero en el minuto 10 nos hemos quedado con uno menos, y cuando las cosas no te salen todo se tuerce y así fue difícil. El equipo anímicamente está muy mal. Nos cuesta dar tres toques seguidos'. 

Djukic: 'Siento una tristeza enorme por la imagen que estamos dando'Sin embargo, al ser preguntado por su continuidad en el cargo Djukic aseguró: 'Por lo único que temo es por la imagen que estamos dando. Siento una tristeza enorme por la imagen que estamos dando porque hay muy buenos jugadores y no estamos consiguiendo hacer las cosas bien'. 'En estos momentos no ves al equipo ni ofensivamente sólido ni defensivamente seguro y es un momento muy duro. Me siento capacitado para revertir la situación. No queda otro remedio que seguir trabajando y peleando porque nadie tiene la varita mágica para arreglar esto, aunque está claro que aún no hemos dado con la tecla', añadió.

Lo cierto es que, pese a la venta de jugadores como Soldado, el Valencia cuenta con una de las mejores plantillas de la Liga BBVA y en la ciudad del Turia es un secreto a voces que varios jugadores están 'haciendo la cama' al técnico. Es decir, que parte de la plantilla no comulga con las ideas, los métodos y las formas del extécnico del Valladolid y están tratando de complicarle su labor en Mestalla. Por eso, se antojan fundamentales los próximos compromisos del equipo. Y es que este domingo reciben en Liga al Sevilla y sería el colmo que fuera Unai Emery, exvalencianista, el que diera la puntilla a Djukic.

Para intentar calmar los ánimos, el club ha impuesto una 'ley del silencio' a los jugadores, por lo que no realizarán declaraciones hasta después de dicho encuentro. De esta forma, ningún futbolista valencianista comparecerá en rueda de prensa en la Ciudad Deportiva de Paterna tras el entrenamiento de hoy. El técnico valencianista, Miroslav Djukic, será el único que mañana hablará ante los medios de comunicación para analizar el fundamental encuentro del domingo ante el Sevilla. Asimismo, el club ha reforzado la seguridad en la Ciudad Deportiva de Paterna para evitar que se produzcan altercados como los de anoche.