Publicado: 10.04.2015 10:31 |Actualizado: 10.04.2015 10:31

El Valencia se queda
con la miel en los labios en Bilbao y el Espanyol golea en Villarreal

Aduriz empata (1-1) en el minuto 90 en fuera de juego ante un conjunto ché que sufrió la expulsión de Otamendi minutos antes. Caicedo lanza a los pericos y el Getafe roza la salvación.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Tangana entre los jugadores del Valencia y del Athletic en la jugada de la expulsión de Otamendi. /EFE

Tangana entre los jugadores del Valencia y del Athletic en la jugada de la expulsión de Otamendi. /EFE

MADRID.- Un gol de Aritz Aduriz en el minuto 90 impidió que el Valencia lograse la victoria en su visita al nuevo San Mamés (1-1) en un partido perteneciente a la trigésima jornada de Liga BBVA, mientras que el Espanyol goleó con autoridad al Villarreal (0-3) con un doblete del ecuatoriano Felipe Caicedo.

En Bilbao, el Valencia empezó la jornada con tres puntos de ventaja sobre el Sevilla, pero tras su tropiezo en la Catedral ya sólo tiene uno. La pelea por la cuarta posición se promete emocionante, jugar la 'Champions' supone la sustentación de un proyecto, la posibilidad de fichar a más jugadores de renombre y nadie quiere quedarse fuera de la foto.



Los de Nuno, que sufrieron al final de la primera mitad con los cabezazos de San José --un imán en el balón aéreo-- a punto estuvieron de encajar el primero a los cinco minutos de la reanudación. Otamendi salvó bajo palos un cabezazo de Aduriz.

Sin embargo, los valencianos fueron mejorando con el paso de los minutos y pronto comenzaron a tener ocasiones para inaugurar el marcador. Rodrigo, de los más activos, fue quien inició la jugada del 0-1, obra de De Paul con un lanzamiento ajustado. Alcácer la dejó pasar entre piernas y el centrocampista 'ché' no falló ante Gorka.

 

A partir de ahí, el Valencia fue desapareciendo del mapa hasta el minuto 82, momento de la expulsión de Otamendi. A partir de entonces, el cuadro valencianista desapareció, desquiciado. El Athletic fue entonces cuando llevó la iniciativa y apostó por el balón directo para encontrar cuanto antes la recompensa. En la penúltima oportunidad, una jugada del propio Aduriz terminó en los pies de Borja Viguera. El ex del Alavés la estrelló en el palo y Aduriz, en posición antirreglamentaria, estableció el definitivo 1-1.

El empate sabe a gloria para los pupilos del 'Txingurri' Valverde, que siguen octavos a diez puntos de los puestos que dan acceso a la Europa League. Por su parte, el Valencia --que lleva nueve jornadas sin perder-- también mantiene su plaza, la cuarta, pero ya escucha el aliento del Sevilla.

Caicedo reduce al Villarreal

 

Por su parte, el Espanyol volvió a ganar cuatro jornadas después tras imponerse al Villarreal (0-3) en un partido que quedó resuelto a media hora para el final. Los pericos, de menos a más, aprovecharon el acierto de Caicedo para llevarse los puntos dirección a Cornellà.

El primer gol llegó con mucha fortuna tras un rechace de un defensa castellonense que rebotó en la pierna de Caicedo. El gol anestesió a los locales que, aún así, lo siguieron intentando sin suerte. De hecho, el 1-1 hubiera sido más justo al término del primer acto.

El segundo gol del ecuatoriano, ya en el acto final, fue de disparo lejano tras una media vuelta sensacional. Un gol que hipotecó las opciones del 'submarino amarillo', dispuesto a tirar la casa por la ventaja. Marcelino se olvidó de la defensa con tal de rascar, al menos un punto.

Pero antes que cualquier opción de empate, Víctor Sánchez mató a los locales con el 0-3 tras una jugada colectiva. El Espanyol se queda en la novena posición y el Villarreal, que no gana en Liga desde hace un mes, continúa en la sexta --en posiciones de Europa League-- pero dando vida al Málaga, su más inmediato perseguidor.

El Getafe roza ya la permanencia

 

Además, el Getafe dio un paso importantísimo para conseguir la salvación después de doblegar al Elche (0-1) gracias a un único tanto de Freddy Hinestroza. El colombiano metió la cabeza en un córner sacado por Pedro Léon y sorprendió a Tyton, que no pudo hacer nada por evitar el único gol del encuentro a ocho minutos para el final.

Los de Fran Escribá, que merecieron más en el arranque, fueron dando la alternativa al Geta, más entero con el paso de los minutos. Entre Sarabia y Vázquez fueron construyendo las ocasiones más peligrosas del cuadro madrileño, pero aún así, el Elche nunca se dio por vencido. Tras la victoria visitante, los locales ocupan la decimosexta plaza, mientras que los de Pablo Franco se colocan decimoterceros.