Publicado: 11.12.2013 17:23 |Actualizado: 11.12.2013 17:23

El Valencia, a la venta

Bankia dice que consideraba "muy viable" la búsqueda de inversores externos, dado que el club no ha pagado sus deudas. El presidente ché valora al equipo en unos 250 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Bankia, con el anuncio hecho este martes de que no había recibido ningún "plan sostenible" para refinanciar las cantidades que le adeudan el Valencia y su fundación, cambió el paso del guión de la primera junta general accionistas del club valenciano bajo el mandato de su actual presidente, Amadeo Salvo.

Casi más importante que lo que ocurrió dentro de la junta, fue lo que pasó en el exterior, de donde provenían informaciones como la emitida por Bankia en un comunicado, pero también valoraciones como las de los presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, que compartían un acto en Valencia a la hora en que tenía lugar la junta. Poco después de que Amadeo Salvo, en su discurso inicial, hablara de que la solución a los problemas económicos del club pasaban por la refinanciación de sus deudas con Bankia, esta entidad emitió una nota en la que indicaba que no había recibido ningún plan sostenible al respecto y que consideraba "muy viable" la búsqueda de inversores externos.

El contenido del comunicado de Bankia se conoció de inmediato entre los asistentes a la junta y se convirtió en el protagonista paralelo de una sesión, en la que mientras formalmente se analizaban cuestiones presupuestarias, los accionistas debatían la posibilidad de que Bankia decidiera propiciar la venta del club.

Actualmente, la Fundación Valencia CF adeuda una cantidad próxima a los 85 millones de euros a Bankia por un préstamo concedido en 2009 para adquirir acciones en la ampliación de capital social del Valencia, del que es máximo accionista en la actualidad, mientras que el club adeuda a Bankia más de doscientos millones.

Cuando ya se conocían los detalles del contenido del comunicado de Bankia, el presidente de la Fundación Valencia CF, Aurelio Martínez, tomó la palabra y explicó que no se les había concedido el plazo necesario para refinanciar la deuda, pero que el actual no era el momento oportuno para vender el club. También señaló que actualmente el problema existente no es de la Fundación, sino de los que concedieron el préstamo, Bankia, y del avalista, la Generalitat, al tiempo que admitió que nunca se debió aprobar el aval concedido en 2009 a una fundación sin ingresos recurrentes. Martínez dio a entender que su etapa al frente de la Fundación podía estar próxima a su fin porque era posible que lo que habían ofrecido en estos ocho meses de trabajo fuera insuficiente para que la entidad bancaria estuviera abierta a la refinanciación.

El presidente de la Fundación Valencia CF, explica que no se les había concedido el plazo necesario para refinanciar la deuda

Salvo dijo que si llega un comprador para el club debería ser alguien dispuesto a hacer un gran equipo, acabar con la deuda de la entidad y su fundación y finalizar el nuevo estadio. "Siempre he dicho que hay que tener en cuenta a quien pueda venir a comprar el club con 250 millones de euros", resumió.

A la salida de la entrega de unos premios para jóvenes con talento y mientras la junta no había terminado todavía, el president Fabra afirmó que podría haber solución para el futuro del Valencia antes del 31 de diciembre, pero recordó que quien tenía "la llave es Bankia, que es a quien se le debe dinero". Goirigolzarri, quien le acompañaba, destacó que se trabajaba con todas las partes implicadas para conseguir una solución para el Valencia CF que fuera positiva "desde el punto de vista económico y deportivo" y recordó que desde Bankia "nunca" se habla de las relaciones con sus clientes.

En su segunda intervención en la junta, Salvo, que ya conocía la posición de Bankia, explicó que esta entidad no puede poner el club a la venta, aunque está en su derecho de ceder la deuda. En los puntos ordinarios establecidos del orden del día, las propuestas del consejo de administración se aprobaron prácticamente por unanimidad, ya que la Fundación Valencia CF, que apoya las posiciones de este consejo, posee más del setenta por ciento de los títulos de la sociedad. Antes de que concluyera la junta de accionistas del Valencia, el presidente Salvo señaló que no podían rendirse y debían seguir con la lucha.

Este miércoles, el portavoz de Compromís en las Cortes Valencianas, Enric Morera, ha advertido de que Bankia, el Consejo y el posible comprador del Valencia CF "pueden acabar en la Audiencia Nacional" ya que considera que, tras el anuncio de la entidad de poner a la venta el club, "se esconde una gran maniobra, un gran pelotazo, porque lo que podrían hacer es una cesión de crédito, que es una venta encubierta en toda regla".

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha recalcado que se pone "inmediatamente y con toda claridad al lado de que no se venda el Valencia CF" porque "no es una buena solución" y además ha considrado que no cree que esta posibilidad "tampoco le convenga mucho" a Bankia.