Publicado: 09.12.2013 09:30 |Actualizado: 09.12.2013 09:30

Valencia y Espanyol no pueden con Nástic y Jaén

Osasuna remonta tres goles para empatar al Málaga (3-3). El Granada gana en Alcorcón (0-2) y el Almería vence en Las Palmas (1-3)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Valencia no ha podido pasar este domingo del empate en casa del Gimnástic de Tarragona (0-0) en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey, que también han dejado las 'tablas' entre Espanyol y Jaén (2-2) en el estadio de La Victoria, y el empate de Málaga y Osasuna (3-3) tras una gran remontada de los navarros.

Lo mejor del partido para los valencianistas fue el resultado, ya que durante los primeros cuarenta y cinco minutos el Nástic mereció adelantarse en el marcador. David Rocha en el minuto 22 lanzó una falta de manera magistral que se estrelló en la escuadra, y a los diez minutos Lago Junior picó un balón ante Alves que tuvo que sacar Mathieu en la línea. Esas fueron las dos opciones más claras de adelantarse para los catalanes, pero por lo visto hasta el descanso el equipo de Segunda División B pareció el Valencia.

 

Tras la reanudación los de Djuckic trataron de hacer algo más, se convencieron de que a pesar de la diferencia de categoría en el fútbol de hoy en día no se gana con el escudo, pero poco duró ese ímpetu. Porque aunque en la segunda parte los tarraconenses no generaron tantas ocasiones de peligro, estuvieron cómodos en todo momento. El arbitro expulsó de forma rigurosa a Jonas en los últimos minutos, así que el delantero se perderá la vuelta en la que, jugando como hoy, el Nástic tiene opciones de pasar a octavos de final.

Otro equipo de Primera que sufrió en su partido de dieciseisavos de la Copa fue el Espanyol, en este caso ante el Jaén de Segunda división. En un partido que fue tosco, tres de los cuatro goles llegaron a balón parado. Se adelantaron los catalanes poco antes del descanso a la salida de un córner por mediación de David López. Eso fue lo más destacado de una primera parte horrenda.

La segunda mitad fue algo mejor, el Jaén se envalentonó, y Sidnei en propia puerta y Jozabed dieron la vuelta al marcador, en ambos casos con la colaboración del portero Germán que tuvo una noche para olvidar. Cuando parecía que se iba a producir la sorpresa el fútbol fue cruel con el Jaén, y al igual que en el primer acto, cuando quedaba un minuto Stuani remató un córner solo en el área pequeña y puso las cosas de cara para los de Aguirre en la vuelta.

El mejor partido del día se produjo en el único choque entre dos equipos de la máxima categoría. Málaga y Osasuna empataron (3-3) en La Rosaleda, en un partido en el que los de Schuster llegaron a ir ganando 3-0, pero en el que vieron cómo --entre el minuto 57 y el 78-- el equipo de Javi Gracia volteaba el marcador. Lo sorprendente es que la sensación hasta el minuto 57 fue que la goleada podía ser escandalosa para los malagueños. Pero entonces Roberto Torres en un disparo desde 35 metros anotó el primero de los navarros, y a partir de ahí los andaluces se vinieron abajo.

A los cuatro minutos Onwu puso el 3-2 que dejaba todo abierto para la vuelta. Pero ahí no acabó todo, llegó la expulsión de Loe que dejaba a los navarros con 10, pero un Osasuna lanzado consiguió empatar con un hombre menos. Entonces el Málaga reaccionó, tuvo opciones de hacer el cuarto, pero fue tarde. La eliminatoria queda abierta para Navarra, y el Málaga --en especial su técnico-- queda muy tocado tras haber sido abucheado por su público.

En el partido de la mañana dominical el Granada, gracias a un doblete de Ighalo, superó al Alcorcón (0-2) en Santo Domingo. El conjunto madrileño se vio por detrás en el marcador muy temprano y tuvo que remar a contracorriente todo el partido. Se echaron adelante los alfareros en busca del empate, y entonces el delantero nigeriano del Granada resolvió de manera magnífica un contragolpe y dio la estocada final a la eliminatoria.

También se enfrentó a un Segunda y dejó la eliminatoria sentenciada el Almería. Los andaluces vencieron en Las Palmas (1-3) con un doblete de Óscar Díaz y un gol de Aleix Vidal, todos ellos antes del minuto 25 de partido. A los canarios pareció desde el inicio que el partido les sobraba, e incluso cuando recortaron distancias gracias a un gol de Nauzet, nunca dieron sensación de entrar siquiera en el choque. Poco después de su gol, Nauzet fue expulsado.