Publicado: 28.08.2014 19:35 |Actualizado: 28.08.2014 19:35

Valverde recupera el jersey rojo en la Vuelta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alejandro Valverde volvió a enfundarse el jersey rojo en el primer duelo en la cumbre entre los favoritos, con un triunfo en La Zubia granadina que dejó en evidencia a su compañero Nairo Quintana; pero no a Chris Froome y a Alberto Contador, que entraron con el mismo tiempo del murciano.

Volvió Valverde en su mejor versión, el día marcado como primer examen entre los favoritos. No faltó ninguno, pero el sobresaliente fue para "El bala", que no solo impuso el ritmo hacia Cumbres Verdes, sino que contestó al ataque de "Purito" a 700 metros de meta y luego remató al catalán.

Máscaras fuera. Valverde está fuerte después del Tour, Purito no tuvo la explosividad de antaño en una llegada a su medida y cedió 8 segundos; Froome está ahí, de puntillas, sin hacer ruido, y Alberto Contador no ha venido a la Vuelta a darse un garbeo. Ambos llegaron a la par que el ganador. "Trabajé para Nairo, marqué el ritmo que le convenía y eliminé rivales. Luego me vi con fuerzas y luché por la etapa", reconoció el corredor murciano. Aún así, el ganador de la Vuelta 2009 tiene claro que debe trabajar para el líder del Movistar, que es Quintana.

La Vuelta quería a sus figuras en acción, y las tuvo como protagonistas en un disputado final de la sexta etapa. Y ya están enfilados en la general, de donde no se deben mover en una lucha anunciada hasta Santiago. A Valverde le siguen Quintana a 15 segundos, Contador a 18, Froome a 22, la revelación colombiana Esteban Chaves a 41 y Purito a 45. El "casting" de la general ya está hecho.

El calor, 35 grados, ya es un tema de segundo plano. "Esto es España, y cuando corremos en Argentina en enero es peor", decía el campeón de clásicas Tom Boonen. De poco sirve quejarse. Hay que tomar medidas, como el equipo Omega, que en todos las metas habilita su "bañera de hielo", para que sus hombres relajen las piernas tras el esfuerzo. Y el año que viene más. La Vuelta saldrá de la Costa del Sol en 2015. Se hizo el anuncio en la salida de la sexta etapa que uniría la playa de Benalmádena, plagada de bikinis, cuerpos bronceados y puestos de "espetos" de sardinas; con la montaña granadina, en La Zubia, a un paso de Granada.

La anunciada batalla entre los "gallos" corrió peligro por el empeño de dos valientes que se fugaron cuando apenas había bajado la bandera de salida: el español Lluis Mas, líder de la montaña, y el holandés Pim Ligthart, el mismo que lo intentó en la víspera. La sedición aguantó hasta 3 kilómetros de meta con Ligthart como último superviviente. Movistar y el Orica de Chaves rompieron el grupo en la aproximación al puerto con un ritmo infernal, luego el Tinkoff mostró su cartas. No faltaba ningún nombre ilustre cerca de la cabeza de carrera.

Los 4,6 kilómetros hacia la cumbre seleccionaron a los mejores. El Movistar tensó con Valverde, en labores de gregario puro y duro. "Así vas bien", le decía Nairo, que con el maillot subido hasta la nuez parecía el más fresco. Pero claro, las apariencias engañan y Purito iba a sacar los colores al colombiano. Cuando el de Parets saltó se le subió a la chepa Valverde. Luego le aplicó la pegada que le hubiera permitido ganar muchas más clásicas si no hubiera insistido tanto con el Tour de Francia.

La séptima victoria de Valverde en la Vuelta pasó lista a los que han estado jugando al escondite en la primera semana bajo el calor andaluz. Valverde sabía "que Contador ya tenía la careta quitada", pero dejó al aire el punto de forma que le falta a Quintana. En 45 segundos están "los cinco magníficos". Y esto acaba de empezar.



http://www.quoners.es/debate/quien-es-tu-favorito-para-ganar-la-vuelta-a-espana-2014