Público
Público

La Vecchia Signora enmudece

Schuster se olvida del rival y califica de injusta a la prensa por el caso Ramos, mientras el Juventus pasa sin hacer ruido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Juventus transita por Madrid con un halo extraño. La Vecchia Signora mira a su rival y sólo ve continuas discusiones internas y pocos comentarios de sus jugadores. Cierto es que su plantel no tiene el nombre de antaño y que en Turín se han quedado Buffon, Zebina, Salihamidzic, Grygera y Trezeguet. Pero el escudo impone respeto, como se pudo ver en el Comunale.

Y es que el Madrid prepara un partido fundamental para su futuro en la Liga de Campeones con una división interna importante y ataques directos de su entrenador contra la prensa. El caso Ramos sigue coleando, pero al final, para Schuster, el culpable es el mensajero.

El inicio de la conferencia del alemán ya prometía cuando un periodista le interpelaba directamente: '¿Su actitud en las comparecencias ante la prensa es una pose o es que le molesta algo?'. Silencio. Arqueo de cejas de Schuster acompañado de unas palmaditas en la mesa. El responsable de comunicación se atropellaba al decir: 'Otra pregunta, por favor'.

El genio que tiene dentro el alemán estaba a punto de aflorar. Cuando escuchó el nombre de Ramos, explotó. Y atizó a los medios de comunicación por el tratamiento de la información. 'Es injusto criticar a Sergio como se está haciendo. No estoy de acuerdo y no ayuda al jugador. El problema de la semana pasada se arregló en el vestuario, como tiene que hacerse. Ahora tenemos que intentar que esté tranquilo para que pueda darlo todo sobre el terreno de juego. Veo cosas bastante raras', apuntó. De la Juve, ni rastro.

Sólo al final de los siete minutos y medio de comparecencia, incluidas las traducciones al italiano, Schuster analizó a su rival. 'Es un partido difícil. Tuvimos la prueba en la ida. Nos hizo ver las dificultades que nos pueden poner. Vamos a intentar que no se repitan los errores para ganar en nuestro campo, es nuestra obligación. Sería un paso importante hacia la siguiente ronda cuando aún restan dos partidos más. Vamos a intentar ganar', concluyó mientras se levantaba para abandonar la sala.

Pocos minutos después, Casillas fue el encargado de sofocar el incendio y pedir que dejaran a un lado las cuestiones extrafutbolísticas: 'Ramos es consciente de su error. Es un chaval fuera de serie que como gran figura que es se puede equivocar. Ha sabido rectificar. El equipo está apoyándole y lo bueno que tiene es que está deseando volver a hacer las cosas bien como nos tiene acostumbrados a todos'

Para intentar ganar al Juventus, Schuster ha recuperado a algunas piezas fundamentales como Van Nistelrooy o Pepe. Serán duda hasta el último momento, pero jugarán. Guti sustituirá a Diarrá en el centro, pero la asimetría que demandó Ramos en su momento seguirá latente en el equipo otra semana más.

Con este escenario se ejercitó el Juventus por la tarde en el Bernabéu. Mirando como los dardos iban de un lado a otro. Ranieri se lo tomó con filosofía y se permitió el lujo de devolver a Schuster las frases con las que llegó al partido de Turín. 'Como todos los grandes equipos, en el Real Madrid hay fases en las que a uno les va mejor y otras, peor. El Real Madrid es el Real Madrid. Schuster dijo que se guardaba decir que el Juventus estaba en crisis, ahora me guardo decir lo mismo, porque ellos tienen un equipazo', afirmaba Ranieri, que tendrá que hacer encaje de bolillos para confeccionar el once, aunque recupera a Camoranesi.