Público
Público

Veintidós triples tumban a los Lakers

Los Suns derrotan a los Lakers por 116-121 con una exhibición desde la línea de tres puntos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los 22 triples anotados por los Phoenix Suns, a uno solo del récord histórico de la NBA, provocaron la segunda derrota consecutiva de Los Ángeles Lakers (116-121), la primera como locales en lo que va de temporada.

El escolta Jason Richardson voló hasta los 35 puntos en una serie de 7/10 en lanzamientos exteriores, apoyado por los 20 tantos de Channing Frye (cuatro triples) y los 17 de Hedo Turkoglu (cinco triples).

Por los Lakers destacaron un inmenso Pau Gasol, con 28 puntos y 17 rebotes; Kobe Bryant, que rozó el triple-doble con 25 tantos, 14 asistencias y nueve rebotes, y Lamar Odom, con 22 puntos y 11 rebotes.

El primer periodo resultó igualado y de contrastes entre el ataque de los Suns, volcado principalmente en Richardson y Frye, y el equilibrio ofensivo de los Lakers, liderados por los nueve tantos de Odom mientras que la distribución de balón alimentaba a Gasol, Bryant, Ron Artest y Shannon Brown.

Richardson anotó siete triples y Turkoglu, cinco

Phoenix avisaba ya desde el triple (6/10) y al comienzo del segundo cuarto logró su primera ventaja (25-26), cuando el partido deparaba el morboso enfrentamiento individual protagonizado por los eslovenos Goran Dragic y Sasha Vujacic, entre quienes han saltado chispas en sus últimos enfrentamientos, aunque esta vez no hubo ningún encontronazo.

Lo que sí hubo fueron destellos de la gran calidad que atesora el base de la franquicia de Arizona. Su velocidad, su acierto exterior y su dirección impidieron que los de Phil Jackson se distanciaran, pero no pudieron evitar que Gasol firmase un nuevo doble-doble con cuatro minutos por disputar para llegar al descanso.

El equipo de Alvin Gentry apretó en esos instantes finales y seguían lloviendo triples en el aro californiano. Los Suns, con su juego vertiginoso comandado por Steve Nash, llegaron al ecuador por delante (53-56) tras registrar una serie de 12/20 en triples y a pesar de su inferioridad en el rebote (25-16).

Y peor lo iban a tener en la segunda mitad después de que el pívot Robin López sufriera un esguince en la rodilla izquierda que le impidió volver a la pista. A falta de centímetros, los Suns decidieron seguir martilleando el aro angelino desde larga distancia, ya fuera con Turkoglu o el propio Richardson.

Los Lakers llegaron a ir 14 abajo (76-90) en pleno recital de tiro visitante. Para entonces Phoenix lograba su decimoctavo triple, hasta que el bloque angelino trató de echar el cerrojo y elevar su intensidad defensiva.

Con 84-92 se llegó al último cuarto. Los Suns superaron el récord de triples de la franquicia -establecido en 20- pero posterirmente Shannon Brown empleó la propia medicina de su rival y una asistencia de Gasol a Barnes redujo el déficit a dos (102-104, m.44).

En los compases finales Nash sacó la varita mágica y anotó cinco puntos seguidos, después de que los Suns se aprovecharan de una técnica señalada a Odom tras protestar una falta que los árbitros no pitaron. Finalmente fue Turkoglu quien, con un nuevo triple, dictó sentencia. El récord de la Liga lo ostentan los Orlando Magic con 23 triples, conseguidos el año pasado.

'Han tenido una gran noche, una noche histórica. Esto no ocurre a menudo, como todos sabemos, y ha ocurrido esta noche', señaló Pau Gasol sobre la derrota. 'Tenían mucha confianza en sí mismos', añadió.

Al ala-pívot del conjunto californiano no le preocupa demasiado haber enlazado dos derrotas seguidas y ya está centrado en iniciar con buen pie los partidos en Milwaukee, Detroit y Minesota. 'Los dos partidos que hemos perdido los pudimos haber ganado y también pudimos perder algunos que nos llevamos. Hay que recuperarse rápido y comenzar la gira con una buena victoria', manifestó el internacional español.

'Algunos triples se podían haber defendido mejor'

'El partido de hoy no es normal en cuanto a nivel de efectividad desde la línea de tres, y la derrota en Denver, aunque diferente, también fue un partido que pudimos ganar. Son muchos partidos, hay grandes jugadores y son cosas que pueden pasar', comentó Gasol, quien admitió que la defensa pudo ser mejor por parte de los Lakers en algún instante.

'Algunos triples se podían haber defendido mejor, sobre todo en el segundo cuarto. La tensión defensiva no era muy buena en ese punto; Goran Dragic ha tirado un par solo y cuando hemos querido apretar, estaban ya muy enchufados', manifestó.

Ante la aparente falta de relevo para él en el banquillo, debido a las ausencias de Andrew Bynum y Theo Ratliff, declaró: 'Si juego 30 partidos más así igual me preocupa, pero hasta ahora lo llevo bien'. 'De no haber descansado este verano posiblemente no aguantaría este ritmo, pero es algo hipotético. De momento estoy contento por la decisión que tomé', agregó Gasol, quien dijo no tener 'ni idea' de la fecha de regreso de Bynum.

'Va día a día, a veces mejor, otros no igual de bien... Es una lesión difícil después de sus operaciones en la rodilla', concluyó.

DISPLAY CONNECTORS, SL.