Público
Público

Vela: Los barcos de madera dan paso a naves ultraligeras

El remo y la vela están presentes en los Juegos desde París 1900

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante la era clásica el control del mar Egeo fue muy disputado y los combates enfrentaban barcos de guerra a remo; del comercio se encargaban barcos de vela. Los trirremes de combate eran caros, sofisticados y mortíferos y controlaban las rutas comerciales. Un trirreme llevaba 170 remeros, hombres que no podían pagarse el equipo de combate de la infantería y se les entrenaba y pagaba con cargo al erario público.

La construcción era de madera ligera para hacer el barco más rápido, pero a cambio obligaba a sacar el casco a tierra con frecuencia. Los mercantes tenían poca tripulación y eran más lentos. Su propulsión era a vela y encontraban oportunidades y peligros en condiciones de viento opuestas. Las velas usadas por los griegos funcionan a favor del viento; como una bolsa que recoge el aire y se deja empujar, lo que impide navegar con el viento de cara. Esto determinó durante siglos la navegación y las batallas navales.

Las velas modernas funcionan como un ala de avión, se enfrentan a las corrientes de aire, lo que genera un impulso con el que el barco navega de frente al viento.

La vela y el remo iban a estar presentes en Atenas en 1896, pero el mal tiempo obligó a suspenderlas. A partir de París 1900 han estado presentes en diferentes modalidades. La vela olímpica se celebra con pequeños veleros diseñados para uno o dos marineros. Los barcos de madera con velas de lona usados a principios del siglo XX han sido reemplazados por naves de materiales ultraligeros.

En el remo, las embarcaciones son más ligeras, con palas en forma de hacha. Los remos están fijados en portantes fuera de la borda y los remeros utilizan un banco móvil que les permite usar la fuerza de sus piernas. Nada hubiese sorprendido más a un griego que contemplar esta destilación a la esencia de estos deportes.