Público
Público

"Vente a Vigo a ver al hijo de Mazinho"

La fama de Thiago, el futbolista del verano, empezó cuando tenía 14 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En medio de la precocidad que le ha llevado a la selección absoluta con apenas 482 minutos en Primera, Thiago decidió caminar con lentitud y en solitario el trecho que va desde el salón de actos y la residencia de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Venía de un acto junto al resto de internacionales en el que le flanquearon Cazorla y Torres.

A la salida del evento, decidió dedicarse unos minutos en solitario. Aminoró el paso y miraba el campo de entrenamiento mientras dejaba que Piqué, Pedro y Xavi se fueran por delante. Parecía vivir uno de esos instantes íntimos en los que un vistazo a algo familiar hace pasar toda una vida por delante.

Su convocatoria, con sólo 482 minutos en Primera, es muy significativa

Y la de Thiago ha ido muy deprisa desde que empezó a destacar en los infantiles del Ureka vigués. 'Vente a Vigo a ver al hijo de Mazinho, tiene sólo 14 años, pero es un espectáculo', le dijo un amigo gallego a Ginés Meléndez, por entonces seleccionador juvenil. Esa fama de perla precoz también empezaba a recorrer las secretarias técnicas. Un par de años después este periódico publicó uno de sus primeros reportajes bajo el título El Mazinho del siglo XXI. Su padre ya le definía así: 'Tiene las características que yo tenía a su edad, aunque es mucho más hábil en el uno contra uno. No es el clásico 4 delBarça, ni tampoco el 6, sino más bien un 10 hábil para la media punta'.

Su vertiginosa citación para la absoluta le emparenta con los casos de Iribar, 29 minutos en Primera antes de su primera convocatoria internacional, con Callejo (180), Fortes (450) o con Christiansen, al que Clemente convocó jugando para el Barça B en Segunda División.

La principal cualidad que vio Meléndez en Vigo, más allá de su depurada técnica, fue la personalidad que el chico desplegaba en el campo. 'Manda en los partidos apoyado en la fe que le tienen sus compañeros porque es difícil verle perder un balón. Y eso lo tenía en juveniles, y ahora cuando lo ves jugar al lado de Xavi e Iniesta', asegura Meléndez. 'Tiene cosas mías y de Andrés, representa la evolución del centrocampista clásico del Barça', asegura Xavi.

'Es la evolución del juego de Iniesta y el mío', dice Xavi de Thiago

Cuatro años después de aquel viaje a Vigo, Meléndez se vio en un sillón de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas convenciendo a Thiago para que no abandonara la concentración de la selección sub-19 que debía disputar el Europeo de la categoría. Esa precocidad que acompaña toda su carrera, puso a Thiago en un dilema. El cuerpo técnico del Barcelona quería que hiciera la pretemporada con el primer equipo. 'Le dijimos que con el Barça haría 40 pretemporadas, pero un Europeo es una ocasión única. Hizo una llamada y dijo que se quedaba', relata Meléndez.

Un empleado de la Federación recuerda a un chico con capacidad para ser el líder del vestuario ante gente mayor que él: 'Es el que pone la música. Es muy gracioso y los compañeros le aceptan y le quieren, porque él es muy cariñoso'.

Su precocidad le creó el dilema de elegir entre la sub-19 o el Barça

En Barcelona, Thiago no se separa de su hermano Rafa y de Jonathan dos Santos, al que llama 'hermano'. Los abalorios con los que se adornan orejas y los pantalones anchos les hacen dibujar un trío pandillero. Ayer, en su primer entrenamiento con la absoluta, corrió y bromeó con Javi Martínez y Villa recibió un par de collejas suyas. Luego, en los dos primeros balones que tocó justificó tanta precocidad para mandar en el campo: con un golpeo con el exterior y una pelota que dejó, rompió la presión. Con Xavi lesionado, puede ser titular mañana. Más precocidad...

DISPLAY CONNECTORS, SL.