Público
Público

Venus Williams hereda el trono de Henin

La estadounidense se ha impuesto en la final del Masters femenino a la rusa Vera Zvonareva, por 6-7 (5), 6-0 y 6-2

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La estadounidense Venus Williams ha ganado por primera vez el Masters al derrotar hoy en la final de esta edición disputada en Doha y dotada con 4,55 millones de dólares en premios, unos 3,57 millones de euros, a la rusa Vera Zvonareva, por 6-7 (5), 6-0 y 6-2, en dos horas y diez minutos.

Venus se convierte en la sucesora de la belga Justine Henin, ganadora en las dos anteriores ediciones disputadas en Madrid, e iguala con su hermana Serena, que se hizo con el título en 2001.

Este es el tercer torneo de la temporada de Venus Williams después de los de Wimbledon y Zúrich, y el 39 de su carrera. La mayor de las Williams había sido semifinalista en el Masters en 1999 (ante la suiza Martina Hingis) y en 2002, cuando se retiró lesionada en una pierna ante la belga Kim Clijsters, a la postre campeona.

Las dos jugadoras llegaron invictas a la final, y en sus enfrentamientos anteriores Zvonareva había ganado una sola vez a Venus Williams, hace cinco años en Roland Garros. Desde entonces había perdido cinco encuentros contra la estadounidense en todo tipo de superficies (hierba, tierra y pista dura)

Zvonareva, de 32 años, se alzó con el primer set en una hora y diez minutos tras batir a la estadounidense en el desempate (7-5), pero Williams, de 28, tuvo una reacción espectacular, anotándose ocho juegos seguidos para alzarse con la segunda manga en 25 minutos y adelantarse 2-0 en la definitiva.

Fue en este tercer set, cuando el servicio de Venus mejoró en efectividad (acabó con seis directos) y su mayor agresividad le dieron ventaja en el cuarto juego 3-1, una diferencia que no le fue difícil de conservar.

Tras ganar el título sin perder alguno de sus cinco partidos, Venus se hizo con un cheque por 1,34 millones de dólares superando a la estadounidense Martina Navratilova en la cuarta plaza de la lista de ganancias en toda una carrera.

A la jugadora rusa, presente en la final más importante de su carrera, se le da bien Doha, donde este año logró su primera final de un Tier I, en el Abierto de Qatar. Su actuación en el torneo que cierra la temporada le ha situado a partir de mañana lunes en el tercer puesto del mundo, y si hubiera ganado el título habría acabado la temporada segunda. Se lleva un cheque por 715.000 dólares, no obstante.

El título de dobles fue por segundo año consecutivo para la zimbabuense Cara Black y la estadounidense Alize Huber (primeras favoritas) que derrotaron en la final a la checa Kveta Pechke y a la australiana Rennae Stubbs por 6-1 y 7-5.