Público
Público

El vestuario del Barça señala al portugués

Los azulgrana responsabilizan a 'Mou' de la agresividad del Madrid  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Satisfechos, orgullosos y sudados, muy sudados. Más incluso: fundidos. La madrugada de ayer, tras el partido, los jugadores del Barcelona regresaron fatigados al vestuario del Camp Nou. Exigidos al máximo por un poderoso Madrid, los azulgrana decidieron alargar sobre el césped el festejo del primer título de la temporada. En la caseta, más de uno asfixiado, no podía luego ni abrir la boca.

Lamentan los muchachos de Guardiola que una velada más el 'mal perder' de Mourinho robe protagonismo a sus logros. Por eso, el miércoles se explayaron en la celebración. Superada una noche de emociones, intentaron borrar por unos minutos la entrada de Marcelo a Cesc, las continuas quejas de los blancos al colegiado, la cantinela del teatro y la tensión desatada un día más entre ambos banquillos. Estaban demasiado contentos.

Pedro: 'Busca a nuestros técnicos y nos echa encima a sus jugadores'

Fue tras la ducha cuando los pesos pesados del vestuario convinieron salir a atender a la prensa y, sin rodeos, señalar al entrenador portugués como responsable de la agresividad que ha rodeado los últimos clásicos. También Guardiola se puso serio al respecto. En su despacho, acababa de ver por televisión la imagen de Mourinho metiendo el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

'Mourinho está destrozando el fútbol español', espetó Piqué. 'Creo que no es cuestión de los jugadores, antes jugábamos con ellos y sabían ganar y perder', añadió el central circunspecto. 'A veces acusan a los catalanes de cuestiones cuya responsabilidad es de una persona de Madrid. Van a conseguir que se rompan relaciones entre futbolistas que siempre nos habíamos llevado bien', concluyó. Y es que la plantilla blanca parece haberse contagiado de la agresividad de su técnico.

'Provoca buscando a nuestros entrenadores y nos echa encima a sus jugadores', lamentó Pedrito. El miércoles, incluso Casillas y Xabi Alonso se enzarzaron a gritos con el capitán azulgrana. 'La imagen del Madrid de hoy en día no está a la altura de la institución', denunció Xavi. 'Es lamentable', apuntó. E incluyó en su disgusto a sus colegas: 'Es lamentable que el Madrid tenga jugadores como esos. En la entrada a Cesc, Marcelo va a hacerle daño, a partirle la rodilla. Es una entrada criminal'.

Los jugadores se contagian de la tensión que provoca el luso

Enfadado con sus compañeros de La roja desde los clásicos del curso pasado, al de Terrassa le costará recuperar la afinidad con los jugadores madridistas. No olvida el volante que en la última serie duelos entre Barça y Madrid, Alonso acusó incluso de fingir a Pedrito.

De discurso reposado, claro y firme, Xavi entiende que el conjunto blanco hizo un buena Supercopa. 'Pero todavía no les da para alcanzar al Barça, que sigue siendo superior', dijo. Y se sumó la última polémica de la noche: por qué Mourinho y sus muchachos no se quedaron a ver como el Barcelona recibía el trofeo. 'No supieron perder', señaló Xavi. 'En Mestalla, nosotros estábamos rabiosos, acabábamos de dejar escapar un título enfrente del eterno rival, pero ahí estuvimos hasta que alzaron la Copa', recordó.

Aunque desde el club catalán se aboga por no denunciar la agresión de Mourinho a Vilanova para zanjar el tema, Piqué reclamó el miércoles que 'alguien tome cartas en el asunto'. 'No sé qué se tiene que hacer, pero no podemos terminar cada partido así. Que cojan el video, se sienten y digan: este, este y este. Si no terminaremos muy mal', advirtió.

'Marcelo va a hacer daño a Cesc, a partirle la rodilla, criminal', dice Xavi

En una línea parecida se expresó Guardiola: 'Ellos piensan que nos tiramos siempre y hacemos este tipo de cosas. Y nosotros no. Pero un día alguien se hará daño, no aquí, sino afuera, y hay que ir con cuidado', apuntó el de Santpedor.

No quiso valorar, en cambio, la agresión de Mourinho a Vilanova 'las imágenes hablan por sí solas', zanjó. Y restó importancia al menosprecio del portugués, que aseguró que no sabía quién era el preparador y se refirió a él como 'Pito' en lugar de 'Tito'. Aún así, de puertas hacia adentro, el desdén mostrado por el luso hacia el segundo de Pep no sentó nada bien en el vestuario azulgrana.

Esperan los catalanes que cualquier día el fútbol le enseñe a Mourinho quién es Vilanova, corresponsable, entre otras cosas de diseñar las jugadas de estrategia del campeón de Liga y Champions los últimos cuatro años. Eso sí, pasado el calentón del vestuario, nadie descarta que el bueno de Tito tenga que aguantar alguna que otra broma con el bautizo de Mourinho.