Público
Público

Vettel amartilla el dedo

A sólo un punto del título mundial, el alemán consigue la pole en Suzuka. Alonso saldrá quinto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Salvo hecatombre, el famoso dedo índice de Vettel espera cargado para disparar al aire la euforia cuando, si todo discurre según lo previsto, el alemán se proclame hoy el bicampeón del mundo más joven de la historia de la F1 (24 años). El piloto de Red Bull, que sale desde la pole, arrebatará esta marca a Fernando Alonso, quinto de nuevo en la parrilla.

Vettel y Red Bull exhibieron otra vez ayer su poderío en la pista y en la gestión del eqPuipo. El germano dañó el viernes, en la primera sesión de entrenamientos libres, el único alerón delantero evolucionado disponible, por lo que el equipo tuvo que encargar uno nuevo a su fábrica en Milton Keynes (Reino Unido) y que llegara a tiempo para la sesión de clasificación. 'Ha sido un gran trabajo en equipo. Hemos conseguido hacer uno nuevo y traerlo a tiempo hasta Suzuka media hora antes de que comenzara la sesión de clasificación', declaró Christian Horner, director de la escudería austríaca.

Alonso, quinto, perdió su vuelta buena al salirse de la pista en la Q3

Red Bull calcula que esa pieza permite una ganancia de unas pocas décimas y Vettel hizo la pole con nueve milésimas de margen el más apretado de la historia en el trazado nipón sobre el segundo, Button (McLaren).

El británico es el único que puede impedir la coronación de Vettel. Para ello necesita un milagro: ganar las cinco carreras que faltan empezando por la de hoy y que el alemán ya no sume punto alguno. Es decir que se retire en todas o que no pase de la úndecima plaza en ninguna de ellas.

Desde la segunda línea salen el también inglés Hamilton (McLaren), que llegó a optar a la pole pero a quien un error en su último intento lo relegó a la tercera plaza, y Massa (Ferrari), que superó a su compañero Fernando Alonso por 82 milésimas. El español, que perdió un intento de vuelta rápida en la Q3 por una salida de pista, arranca quinto en la tercera fila junto a Webber (Red Bull), sexto.

Alguersuri, 16º, buscará de nuevo los puntos mediante una remontada

'No estoy sorprendido con el resultado asegura el asturiano. McLaren y Red Bull han sido más rápidos que nosotros todo el fin de semana y al menos he quedado por delante de Webber. Parece que este año tengo un boleto para el quinto puesto. Al menos significa que podré salir desde la zona limpia'.

Respecto a la carrera, en la que 'la alta degradación de los neumáticos será un aspecto clave', Alonso se fija como meta 'acabar en el podio', lo que supone 'un objetivo realista' visto el nivel de su Ferrari. 'Como hemos visto en la calificación, McLaren está muy cerca de red Bull aquí. La salida será un momento importante, tanto Felipe (Massa) como yo intentaremos presionarles y acercarnos a ellos. Si conseguimos ganar algún puesto, tendremos algo que decir', añadió.

Vettel, lógicamente satisfecho, se ha obligado en las últimas fechas a contener la euforia: 'El viernes me salí de la pista y dañé el alerón delantero, así que no era una situación ideal para preparar el coche. Al principio sufrimos un poco porque el coche era demasiado lento. Después de la última sesión de libres, miramos cómo podíamos mejorar el coche, que era algo crucial'.

'Muy feliz y muy orgulloso' por su duodécima pole del año, el alemán aseguró que prefiere no pensar en el punto que le resta para asegurar su segundo título de forma matemática. 'No estoy centrado en eso. Ya aprendí una lección el viernes, no estaba al cien por cien y perdí el coche', rememoró.

Vettel está 'deseando' afrontar una carrera marcada por 'la atmósfera especial' que imprime una afición japonesa 'pasional y alocada'. 'Al salir del hotel esta mañana, estaba lleno de gente gritando. Es agradable sentirse parte de esto y será especial salir desde la pole. Es una carrera larga y pueden pasar muchas cosas'.

Jaime Alguersuari, decimosexto en la parrilla, es optimista. 'Podríamos haber tenido una mejor sesión de clasificación en cuanto a rendimiento, pero nos hemos concentrado en la carrera. Hemos ahorrado neumáticos y el coche estaba configurado para la carrera', dijo el español de Toro Rosso. 'Aunque la posición en la parrilla no es buena, estoy contento porque creo que tengo un coche fuerte capaz de permitirme entrar en los puntos', agregó.

La salida, una vez más, será clave. Y la agresividad de Hamilton y Alonso, ambos en la zona limpia, puede animar el cotarro. De hecho, el inglés tiene ganas de guerra después de acusar ayer a Webber y Schumacher de haberle estorbado cuando iniciaba su vuelta buena en pos de la pole.