Público
Público

Esta vez Tiger no remontará

Woods (+5) no pasó el corte en el British

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Turnberry da para mucho. Un desconocido, Steve Marino, reventó las listas de los buscadores de internet. Todos querían saber algo de ese hombre que estaba desafiando el viento para colocarse en cabeza. Tampoco los que bucearan en la red pudieron descubrir mucho del jugador.

Juega su primer Abierto Británico y sólo ha pasado el corte una vez en un grande. Fue en el campeonato de la PGA de la pasada temporada y firmó una no muy brillante sexagésima posición. Junto a él, un venerable del golf, Tom Watson, a sus 59 años, ocupaba la primera posición del campeonato.

En el último hoyo el estadounidense, embocó un putt larguísimo, hizo una mueca de satisfacción, se quitó la gorra, saludó al tendido y se fue mostrando una gran sonrisa. Él y Mrino terminaron con cinco bajo par.

Los españoles se mantuvieron en el partido. Jiménez, tras brillar sobremanera el jueves, empezó la jornada dubitativo, en un torrente de errores y bogyes que parecía condenarle a la desdicha. El malagueño, sin embargo, encontró la templanza y en la segunda parte del recorrido supo recuperar parte del terreno perdido para finalizar cuarto con -3. También fue un buen día para Sergio García, que terminó su recorrido con -1 y entra en el fin de semana como uno de los favoritos para llevarse la jarra de clarete.

Todas esas historias que dio Turnberry quedaron minimizadas por un hombre: Tiger Woods. El estadounidense acostumbra al traje de protagonista, centra las miradas de los demás, es escrutado en todos sus movimientos.

Es lo normal cuando eres el mejor y has pasado tu vida de victoria en victoria. Este viernes, sin embargo, la moneda salió cruz. Tiger no consiguió nada de lo que se propuso, se desesperó y empezó a acumular golpes. Su actuación iba empeorando en casi todos los hoyos y, cuando se quiso dar cuenta tenía +7 y el corte se encontraba ya lejos de él. Terminó con +5 en el 18.

Desde que ganó su primer grande, en 1997, sólo se había quedado fuera del fin de semana en una ocasión, en el Abierto de Estados Unidos de 2006. En el final de fiesta sólo habrá una cosa segura: no existirá una de las míticas remontadas de Tiger, el americano lo verá desde la tele.