Público
Público

Un viajero con dos caras

No vence en Europa como forastero; en la Liga se pasea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barça es un rodillo fuera de casa. El Barça viene cojeando a domicilio. Ambas afirmaciones, en principio contradictorias, son ciertas en función de a qué competición se refieran. Si en la Liga el Barça ha cosechado seis triunfos consecutivos en sus desplazamientos y ha ganado en 12 de sus 15 visitas, contando las últimas de la pasada campaña; en sus últimos cuatro viajes por Europa nunca ha traído una victoria como souvenir. Tampoco en el Parken Stadium, donde empató el pasado martes.

No existe una razón clara que explique los tropiezos en los desplazamientos europeos del Barcelona, puesto que cada uno se vivió en muy distintas circunstancias. Pero sí es cierto que, excepto la derrota ante el Inter, ningún otro pinchazo tuvo consecuencias negativas para los visitantes. El Barça, así pues, se podía permitir esos tropiezos, mientras que en Liga la exigencia viene siendo mayor por la lucha voraz de puntos con el Madrid.

'Ni el Rubin ni el Copenhague juegan cada día contra el Barça', simplifica a este diario Raúl Ruiz, preparador físico del Rubin Kazan ruso, conjunto que ha empatado en las dos ocasiones que ha recibido a los azulgrana.

'En Rusia, como en Dinamarca, existen dos competiciones: la de casa, que la juegas cada año, y la Champions, que se vive con una motivación intrínseca por la repercusión internacional que tiene', añade Ruiz, que tiene claro que la motivación psicológica es clave para el físico de un equipo: 'Contra el Barça, y más si tienen el aliento de su público, los jugadores corren más'. Ruiz observa que 'un jugador no está igual de fresco con dos o tres horas de vuelo que con seis o siete', así como recuerda que 'el frío fue un buen arma' para el duelo en Kazán de la pasada campaña.

Casualidad o no, Copenhague, Kazán, Milán, Londres y Stuttgart se han resistido al dominio del Barça en 2010, año que no ha visto victoria azulgrana como visitante europeo. Antes, el Dinamo de Kiev fue el último en perder como local ante el Barcelona en competición europea. Pero remontando la vista más atrás, los números siguen siendo sorprendentes: el Barça de Pep sólo ha ganado uno de sus últimos once desplazamientos en Europa.

En cambio, Madrigal, Sánchez Pizjuán, Sardinero, Calderón, San Mamés y Romareda han sido los últimos destinos del equipo de Guardiola en Liga y en todos ha ganado el Barça. Que en los paneles del aeropuerto de El Prat aparezca como destino la victoria, depende para el Barça de si el vuelo es nacional o continental.