Público
Público

Victoria para la historia

El Barça, en un nuevo alarde de fútbol total, bate el récord de victorias del Madrid de los sesenta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Valdés, Alves, Piqué, Abidal, Maxwell, Xavi, Busquets, Iniesta, Pedrito, Messi y Villa tomaron ayer el relevo de Vicente, Marquitos, Santamaría, Casado, Vidal, Pachín, Canario, Del Sol, Di Stéfano, Puskas y Gento en los anales del fútbol español. Anoche, ante el Atlético, el Barcelona sumó su décimosexta victoria consecutiva en la Liga y superó el récord de triunfos conseguidos por el Real Madrid de Miguel Muñoz en 1961. Palabras mayores en el enésimo récord de los de Guardiola. Una marca que nadie había alcanzado batir en los últimos 50 años. Messi, con un hat-trick, en encarnó anoche la Saeta Rubia.

Puestos a entrar en la historia, el conjunto azulgrana decidió hacerlo a su manera. Con un nuevo alarde de fútbol total sobre el césped, aunque durante algunos minutos de la segunda parte pareció que perdía su identidad. Fue un instante.

Las rotaciones de Guardiola en la Copa -el Barça hizo ayer nueve cambios respecto al partido contra el Almería- permiten al de Santpedor tener a las estrellas frescas para compromisos exigentes como se presumía el de ayer. Y luego está La pulga, que come aparte; imparable. Con las piernas cansadas o ligeras, Messi hace fácil lo difícil.

Messi fue otra vez letal y volvió a sacarse un ‘hat-trick’ de la chistera

Como en el primer gol de anoche, el tanto con el que abrió el marcador del Camp Nou. Con el balón pegado a la bota, como Serrat cuenta que hacía Kubala, el argentino se perfiló para la diagonal, le rompió la cintura a Assunçao, que luego chocó con Ujfalusi, para culminar un gol precioso: un disparo a contrapié, con el interior, seco.

El tanto azulgrana dobló al Atlético, que en los primeros minutos intentó que el Barcelona no pisara el área de De Gea acumulando hombres atrás. Así las cosas, a la media hora, el mejor jugador del mundo aprovechó un error de Antonio López en el rechace para marcar el segundo gol del partido y de su cuenta particular. El repertorio de Messi y su persistencia parecen infinitos.

De nada sirvió el planteamiento de Quique, que, de inicio, dejó a Forlán en el banquillo y alineó a Fran Mérida por detrás del Kun. Como precaución, el técnico atlético también situó a dos lateral por la izquierda (Antonio López y Filipe Luis) para evitar las embestidas por el flanco de Alves. Su corrección tras el descanso, sentó a Mérida para dar entrada al uruguayo, resultó estéril.

El Atlético salió sin Forlán y la entrada luego del uruguayo también fue estéril

Messi estaba pletórico. Tanto que, minutos antes de marcar el tercero, le ganó un cuerpo a cuerpo a Agüero cuando éste intentaba encarar el área de Valdés. La Pulga le robó el balón al Kun y salió al ataque con un autopase que levantó los aplausos del Camp Nou. Ahí el diez del Barça estuvo bárbaro. Como Piqué, que con la cabeza y bajo palos, sacó un balón envenenado de Luis Filipe que ya se colaba.

Durante unos minutos el Atlético llevó el partido donde quería: al descontrol, al sube y baja, con Forlán y el Kun como bastiones. Hasta que Abidal, brillante, dijo ‘aquí estoy yo' y el Barcelona recuperó la calma y Messi sentenció. Lo único feo en el Camp Nou, en un partido para la historia, fueron un par de faltas: una de Alves y otra de Tiago.

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Abidal, Maxwell; Xavi (Afellay, m. 84), Busquets, Iniesta (Keita, m. 80); Pedro (Bojan, m. 84), Messi y Villa.

Atlético: De Gea; Valera, Godín, Ujfalusi, Antonio López; Tiago, Assunçao (Koke, m. 57), Fran Mérida (Forlán, m.46), Reyes, Filipe Luis (Elias, m. 76) y Agüero.

Goles: 1-0. M. 17. Messi hace la diagonal y culmina su dribling con un disparo seco desde la frontal. 2-0. M. 29. Messi aprovecha un mal rechace de Antonio López para batir a De Gea. 3-0. M. 79. Messi saca partido de un mal despeje de De Gea y marca sobre la misma línea de gol.

Árbitro: Turienzo. Enseñó tarjeta amarilla a Ujfalusi, Alves, Tiago y Messi.

Camp Nou: 84.776 espectadores.