Público
Público

Vilanova se echa la culpa del rendimiento de Cesc

El técnico azulgrana pierde también a Jordi Alba y confía en ganar en Getafe para olvidar el 'virus FIFA'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El entrenador del FC Barcelona, Francesc 'Tito' Vilanova, se ha congratulado por la situación que vive su equipo en el liderato de la clasificación con nueve puntos, y no tanto por la distancia de cinco puntos que le ha sacado al Madrid, cuando sólo se han jugado tres jornadas. 'Estoy contengo porque llevamos nueve puntos, no porque el Madrid lleve cinco menos. Ya llegará un momento en que miraremos para atrás, pero no ahora', ha señalado el preparador en la conferencia ante los medios en la Ciudad Deportiva.

Después de los partidos internacionales, los grandes equipos padecen la falta de entrenamientos con todos sus efectivos. Pero para Vilanova no hay excusa: 'No podemos hacer nada, tenemos jugadores muy buenos y sus selecciones les llaman, pero cuando los firmamos ya sabemos que los van a llamar. Tenemos que ganar el partido y así nadie hablará del 'virus FIFA', la mejor manera de acabar con él es ganar'.

Vilanova reconoció que tanto Alves como Messi podrían verse afectados por los viajes largos con sus selecciones, pero le quitó hierro al asunto ya que están 'obligados' a cederlos y, para los jugadores, es un 'privilegio' ser internacionales.

Además, a las bajas ya conocidas de Alexis e Iniesta se ha unido otra más. Y es que Jordi Alba se ha tenido que quedar en Barcelona por un resfriado. Así que el técnico azulgrana ha tenido que incorporar a la lista de convocados a los jóvenes Cristian Tello y Gerard Deulofeu. Además, también está convocado el capitán Carles Puyol, después de recibir el alta médica y haber descansado las últimas semanas tras la rotura del pómulo.

De cara al choque de mañana contra el Getafe (20 horas), Vilanova ha reconocido que estas tres bajas le han cambiado 'un poco los planes'. 'Te hace replantearte todo un poco. Son jugadores muy importantes. Esto sirve para tener en cuenta que pensar mucho con antelación no sirve', ha apuntado el técnico, que considera que la mejor manera de acabar con el 'virus FIFA', por el cual se entiende la diáspora de jugadores con las selecciones y sus consecuencias, 'es ganar el partido' de mañana.

Vilanova ha abordado asuntos espinosos como el bajo rendimiento de Cesc Fàbregas para asegurar que el de Arenys de Mar 'no puede esperar la baja de un jugador para tener opciones', en relación a la oportunidad que se le presentará por la ausencia de Andrés Iniesta. 'Si no somos capaces de sacarle partido a un jugador de este nivel, me tendré que echar las culpas', ha asegurado.

También ha admitido que sus dos pivotes (Alex Song y Sergio Busquets) podrían jugar juntos, 'adelantando uno de ellos la posición', mientras que entiende que David Villa 'está para jugar, y más de 45 minutos. Lo veo mejor cada día'. De Thiago Alcántara, nuevamente en la lista de convocados, Vilanova está convencido de que tendrá opciones para la plaza que queda vacante por la lesión de Iniesta. 'Lleva días entrenándose a buen nivel y cuenta con un ritmo alto. Tiene ganas de jugar. Está bien y con posibilidades de jugar', ha admitido.

Con respecto al encuentro contra el Getafe, el técnico azulgrana ha recordado los problemas que sufrió el año pasado contra un rival 'encerrado atrás y cerrando todos los espacios por el centro'. 'Nos empujaron a las bandas y les fue bien. Yo si fuese su entrenador, repetiría', ha añadido Vilanova, quien ha subrayado la dificultad que entraña el choque de mañana. 'Es un equipo que ya ha ganado al Madrid y en un campo en el que siempre nos ha costado mucho jugar. Nunca han sido partidos fáciles. Ellos se cierran bastante y no nos sentimos cómodos', ha dicho.