Publicado: 23.12.2014 11:28 |Actualizado: 19.01.2015 22:45

Villar reaparece antes de Navidad con un 'regalito' para el Gobierno

La RFEF excluye al Consejo Superior de Deportes de su nueva comisión contra la violencia. Reclama poder nombrar al responsable de observar actitudes xenófobas y violentas en el estadio. Su presidente, hasta ahora desaparecido, no menciona ni la reyerta del Calderón ni a Cardenal en su discurso navideño.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
El presidente de la RFEF, Ángel María Villar. /EUROPA PRESS

El presidente de la RFEF, Ángel María Villar. /EUROPA PRESS

MADRID.- Después de casi un mes desaparecido, en uno de los momentos más delicados para el fútbol español en los últimos años, Ángel María Villar reapareció este lunes. Primero, aprobó las ansiadas medidas contra la violencia que tenía pendientes la Federación Española de Fútbol. Y por la noche, para brindar por los éxitos que le esperan al fútbol español en 2015 tras un 2014 para olvidar. En ambas situaciones, el fantasma del secretario de Estado para el Deporte, Miguel Cardenal, sobrevoló las instancias de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. 

Este lunes por la mañana, a la segunda, la Real Federación Española de Fútbol aprobó las medidas a las que se había comprometido en la reunión del pasado 4 de diciembre contra la violencia en el fútbol tras la macroreyerta en las inmediaciones del Vicente Calderón en la que fue asesinado un ultra del Deportivo.



Tras aplazar la reunión de su comisión delegada el pasado día 15, porque Villar estaba de viaje a Marruecos por el Mundial de clubes y el consecuente enfado de los hombres que han sostenido el protagonismo de la 'tolerancia cero' con la violencia -Miguel Cardenal (CSD) y Javier Tebas (LFP), ayer fue el día en el que la RFEF firmó lo que había prometido. Pero no sin dejar varios 'regalos', en forma de trampas para el Gobierno, por el camino.

Nueva comisión


Para empezar, la Federación creará una Comisión de Trabajo que estudie todos los asuntos relacionados con la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia. Pero esa comisión estará integrada en su totalidad por personas pertenecientes exclusivamente al fútbol español y en ella estarán representados todos los estamentos federativos. Es decir, el CSD queda completamente excluido de la misma.

Otros puntos en los que tendrá que profundizar pero en los que ya apunta que la Federación quiere distanciarse por completo del 'intervencionismo' del Gobierno son los relativos a la posibilidad de clausurar de forma parcial los estadios de fútbol y a la nueva figura que vigila que en los estadios no se producen expresiones xenófobas, racistas y violentas. Esta figura de juez ahora mismo está repartida entre el árbitro del partido y el coordinador de seguridad del club que ejerce de local. A partir de ahora, la RFEF pretende ser ella la que nombre a este nuevo Oficial de seguridad.

Además, la RFEF dejó claro que "que las medidas acordadas en las últimas reuniones entre distintos estamentos del deporte español ya existen, en su gran mayoría, incorporadas en la reglamentación federativa actualmente en vigor".

Blanco y Tebas, presentes

Así, Villar evidenció sus actuales diferencias personales y profesionales con el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal y aprovechó la ocasión para estrechar lazos con el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, que tampoco hace buenas migas con Cardenal y que la semana pasada apoyó públicamente a Villar y abogó por que los propios estamentos deportivos sean los que determinen sus normas y reglamentos. Blanco llegó a asegurar que "nunca como hasta ahora en los últimos años ha habido más intervención" en el deporte español. 

Por eso, Blanco sí estuvo ayer en el tradicional encuentro navideño entre la RFEF y los medios de comunicación. Al que también acudió Javier Tebas, presidente de la Liga de Fútbol Profesional, que siempre ha defendido poder distinguir entre lo personal y lo profesional. A Miguel Cardenal le vino bien tener que hacer escala en su vuelo procedente de Hungría, donde acudió a ver a la selección española de balonmano femenino ganar la medalla de plata en el Europeo.

2014 "no brindó" con los éxitos esperados

En el discurso, Villar no tuvo ni una sola palabra ni para condenar la macroreyerta entre ultras, ni para mostrar su compromiso para erradicar la violencia en el fútbol ni por supuesto mencionó en absoluto a Cardenal.  Prefirió centrarse en aspectos deportivos, lamerse las heridas por los fracasos masculinos en 2014 y brindar para que el 2015 sea mejor:  "Hemos pasado un año que no nos ha brindado todos los éxitos que esperábamos, pero sí grandes satisfacciones, porque el fútbol español ha estado presente en todas las grandes citas. Competir siempre es una tarea ardua y vencer mucho más".

El máximo dirigente de la RFEF destacó la dificultad para los de Vicente del Bosque de enlazar un nuevo título el pasado verano. "Sabíamos que resultaría difícil encadenar otro gran éxito de la selección absoluta, pero no podemos ignorar el éxito que supuso clasificarnos brillantemente para la Copa Mundial de la FIFA de Brasil 2014", indicó. "La eliminación en la primera fase nos causó una profunda amargura, pero las amarguras también forman parte de este espectáculo. Debemos estar preparados para ellas y superarlas", explicó, y apuntó a que los éxitos volverán "solo desde la humildad y el trabajo".

Además, achacó "al azar" la amarga derrota de la Sub-21 frente a Serbia, que impidió la clasificación para el Europeo, que pudo ganar en el "penúltimo suspiro".  "Estábamos acostumbrados al brillo de nuestros jugadores y este año las que nos han dado más satisfacciones han sido las jugadoras de la selección de fútbol, clasificadas por primera vez para un Mundial que se va a celebrar el año que viene en Canadá, además de haber sido subcampeonas de la Euro Sub-17".