Público
Público

El Villarreal paga su falta de acierto y empata frente al Zaragoza

Osasuna y Mallorca firman tablas en el estreno de Nadal en el banquillo. El Racing salva los muebles con un empate frente al Rayo Vallecano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Villarreal y el Zaragoza firmaron un empate en El Madrigal a dos goles, resultado que aleja a ambos equipos en la zona media baja de la clasificación.

Los castellonenses pagaron su falta de acierto y pegada en el área y su endeblez defensiva, lo que permitió al Zaragoza estar a un paso de llevarse el partido, ya que el conjunto de Javier Aguirre estuvo dos veces por delante en el marcador y vio cómo, a falta de ocho minutos, les empataba el paraguayo Hernán Pérez.

Mientras, los de Javier Aguirre esperaban cazar con el portugués Helder Postiga y Lafita una contra ante un rival agresivo y que provocaba que el Villarreal no encontrase su juego. A los treinta y cinco minutos, Luís García fabricó una buena pared, que el mismo delantero aprovechó para superar de un tiro cruzado al portero del Villarreal.

Sin embargo, un penalti por un agarrón de Lanzaro a Camuñas era convertido en gol por Giuseppe Rossi, que tuvo que lanzar por dos veces el lanzamiento por hacer una parada en el primer lanzamiento. A la segunda y 'a lo Panenka', el italiano empataba a los cuarenta y un minutos.

Rossi tuvo que repetir su lanzamiento de penalti y lo marcó a 'lo Panenka'

Un resultado que parecía marcar el camino de los vestuarios, pero que la endeblez defensiva local, no quiso permitirlo. Y en una contra clara Barrera, cruzaba el balón lejos del alcance de Diego López el segundo gol en último minuto del primer tiempo.

Los locales salieron fuertes en el segundo tiempo pero a pesar de su dominio el Zaragoza seguía con peligro a la contra hasta llevar al partido a una situación en la que sólo la falta de acierto del Villarreal mantenía el resultado adverso.

Al último cuarto de hora se llegó con un Villarreal con más corazón que cabeza en busca de la igualada, mientras que el Zaragoza intentaba cerrar el partido, fuerte en defensa y a la espera un certero contragolpe. El partido tuvo un cambio a falta de diez minutos, cuando fue expulsado Lanzaro por doble tarjeta amarilla y a los dos minutos, en un saque de esquina de Senna, ponía la igualada el paraguayo Hernán Pérez, al rematar de cabeza a la misma escuadra.

El gol hacía justicia a los méritos de ambos equipos y sobre todo al trabajo del equipo de Garrido, aunque el Zaragoza pudo romper esa igualada, cuando Ruben Micael envió fuera un balón cuando estaba sólo ante Diego López.

 

Osasuna y Mallorca empataron a dos goles en un partido extraño y con alternativas en el marcador, que terminó en tablas con cuatro goles a balón parado: los dos de los locales marcados por el navarro Raúl García al cabecear sendos saques de esquina y los dos del conjunto balear de penaltis del israelí Tomer Hemed.

La salida de Michael Laudrup por discrepancias con el máximo accionista del Mallorca, Lorenzo Serra Ferrer, enfrentado asimismo con el director general, Pedro Terrasa, no se notó en el equipo dirigido provisionalmente por Miguel Ángel Nadal. Todo lo contrario. El Mallorca fue muy superior a Osasuna en la primera parte. El conjunto visitante controló el partido a su antojo, tocó mejor y se mostró mucho más metido. Así, se llevó casi todos los balones divididos.

El Mallorca fue muy superior a Osasuna en la primera parte Los 'rojillos' curiosamente tuvieron una gran ocasión a la media hora, salvada por una gran parada de Aouate a remate de Lamah, pero lo que parecía un despertar murió tres minutos después con el penalti de Miguel Flaño a Tomer. El delantero israelí transformó con clase el penalti para adelantar con justicia al Mallorca.

El técnico osasunista, José Luis Mendilibar, visto lo visto, no esperó al descanso y en el minuto 40 puso en juego al iraní Nekounam, en sustitución del finlandés Raitala, lo que supuso cambios de posiciones de tres jugadores. Osasuna salvó esta situación límite antes del descanso al igualar de córner. Cejudo puso un buen centro y Raúl García hizo su segundo gol en jornadas consecutivas de cabeza.

Los mismos protagonistas del gol del empate calcaron la jugada: Saque de esquina botado por Cejudo y Raúl García marca de nuevo de cabeza para voltear el marcador. Osasuna tenía el partido donde quería y además el Mallorca se quedó en inferioridad por la infantil expulsión de Nsue. Sin embargo, el conjunto balear no se entregó. Forzó la banda izquierda, donde un desubicado Lamah hizo penalti a Alfaro. Tomer marcó de nuevo la pena máxima con suficiencia para poner el 2-2 final en el marcador.

 

El Racing de Santander, salvó un punto con un gol de Adrián que ponía fin a una negativa racha de 450 minutos sin marcar, después de una gran primera parte del Rayo Vallecano.

Con el objetivo de conseguir su primera victoria de la temporada, el técnico del Racing, Héctor Cúper, apostó por una delantera formada por el veterano Pedro Munitis y el argentino Ariel Nahuelpan. Así solventaba la baja del lesionado Acosta y dejaba en el banquillo a Stuani, ariete de corte similar al de Nahuelpan.

El Rayo de Vallecano se adelantó con un balón que colgó Movilla por encima de Bernardo, para que, saliendo en posición dudosa, Tamudo hiciera otro tanto sobre la tímida y dubitativa salida de Toño, quien se quedó en tierra de nadie, tan alejado de su portería como del delantero.

Adrián acabó con una racha de 450 minutos sin marcar

Con el marcador en contra aún fueron más evidentes las carencias del Racing en ataque, lo que aprovechó el Rayo para controlar el juego en todas las líneas a un ritmo lento pero suficiente para crear más peligro que los cántabros, como en una volea de Michu, dentro del área, que fue al lateral de la red.

Los dos técnicos movieron el banquillo en el descanso. José Ramón Sandoval dio entrada a Rafael García por Arribas, que se había lesionado en los últimos minutos de la primera parte, mientras que Cúper sentó a Tziolis para que Adrián acompañara a Diop en el doble pivote.

Fue Adrián quien empató en una jugada iniciada por Munitis, que robó un balón en la frontal del área, tocó hacia Serrano para que éste centrará en horizontal desde el lateral del área pequeña y Adrián cabeceara a las mallas. Con este gol el Racing ponía fin a una negativa racha de 450 minutos sin marcar. Apenas dos minutos después pudo adelantarse de nuevo el Rayo Vallecano, cuando Michu ganó en el salto a su marcador y remató de cabeza al larguero.