Público
Público

Wembley pasa por Messi

El Barça se agarra al regreso del argentino tras su lesión para jugar ante el Bayern de Múnich, el equipo más en forma del continente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Como cuando está en el césped, todo gira en torno a él. La presencia o no de Messi esta noche (20:45 horas, La 1) en el equipo titular del Barça mantiene en vilo al culé, sabedor de la importancia, como nunca, del argentino en el equipo.

Pese a que sin el de Rosario la plantilla ha cumplido en los últimos compromisos de una Liga de la que sólo esperan fecha para cantar el alirón, el argentino es más que nunca el clavo ardiendo de un equipo que afronta las semifinales ante el Bayern de Múnich en un estado físico y de juego muy cuestionable.

El sufrido choque de vuelta ante el PSG sólo hizo que alimentar ambos argumentos: los azulgranas no dieron apenas una en los 90 minutos, y la simple salida al césped de un Messi medio cojo -su espíritu, como calificaron algunos- sirvió para influir en el ánimo de los dos equipos.

Es por ello que se da por hecha la vuelta del astro tras tres encuentros de descanso, pese a que aún no tiene el alta médica. Zubizarreta abrió ayer claramente esta posibilidad al afirmar que 'si viaja es porque está cerca de jugar'. Roura también añadió una dosis de optimismo y confirmó las 'buenas sensaciones' que existen aunque no se mojó sobre su participación. 'Tenerlo o no marca una eliminatoria', se atrevió a asegurar.

Junto con el de Rosario, se espera asimismo la vuelta al 'once' de Pedro, reservado también en los últimos partidos. Lo mismo sucede con Piqué y Xavi. La principal incógnita, aparte de la de Messi, es quién acompañará al defensa en la retaguardia. Sin Puyol y Mascherano lesionados y con Adriano sancionado, Tito Vilanova tendrá que decidir entre Bartra, Abidal o la improbable opción de Song.

En cualquier caso, el Bayern no parece excesivamente preocupado por la presencia o no de Messi. Al menos de puertas para afuera. 'Son más que él, nos medimos a un equipo con una gran calidad. Tienen jugadores con ideas tremendas y de clase extraordinaria, por lo que tenemos que estar alerta y concentrados en cada situación en cada momento de juego', advirtió ayer el entrenador de los bávaros, Jupp Heynckes.

Los alemanes son probablemente el equipo más en forma de la actualidad y han arrollado en la Bundesliga, que conquistaron sobrados el pasado fin de semana. Tienen una lista interminable de recursos y saben jugar a todo, desde la intensa presión al contraataque. O el cerrojazo y balonazos al área, como el Borussia. Y si no que se lo pregunten al Málaga.

Heynckes cuenta, eso sí, con una importante baja, la de Kroos por lesión, al que suple Müller. Menos sensible es la de su delantero titular, Mandzukic, que tampoco jugará por sanción. Mario Gómez será su sustituto. 

Wembley vuelve a esperar al Barça, como hace dos años, y como en el célebre 1992. La última vez que se enfrentaron, en 2009, los azulgranas ganaron la Champions, pero en Roma, y los alemanes se llevaron un palizón. Algo que parece distar mucho de lo que pasará esta vez. Messi probablemente tendrá la última palabra.

Bayern Múnich: Neuer; Lahm, Van Buyten, Dante, Alaba; Javi Martínez, Schweinsteiger; Robben, Müller, Ribery; y Gómez.

Barcelona: Valdés; Alves, Piqué, Bartra, Alba; Xavi, Busquets, Iniesta; Alexis, Messi y Pedro.

Árbitro: Viktor Kassai (Hungría)

Estadio: Allianz Arena de Múnich (68.000 aficionados).