Público
Público

Wenger birla otro Cesc

El Arsenal se lleva por 350.000 euros a Toral, un medio de 16 años, del cadete A azulgrana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El verano pasado, justo antes de que la selección española iniciase su exitosa aventura en el Mundial de Suráfrica, la firma deportiva Nike lanzó un anuncio televisivo que, visto hoy, adquiere tintes premonitorios. 'Somos el presente', dice en la conclusión del spot Cesc Fàbregas, rodeado de un grupo de jóvenes futbolistas que le replican: 'Somos el futuro'. Entre ellos, se encuentra Jon Toral. El Arsenal lo ha hecho realidad.

Con un innegable sentido de la oportunidad, ahora que se ve de nuevo las caras con el Barcelona en los octavos de final de la Liga de Campeones, el club inglés ha firmado una de esas jugadas que definen el olfato cazatalentos de ArsèneWenger y su probada habilidad para reclutar a jóvenes promesas futbolísticas sin dejar apenas margen de reacción a sus clubes de origen. Como sucedió con Cesc hace ocho años, el Arsenal se llevará a finales de curso a Jon Toral, una de las joyas del cadete A del club azulgrana, por el módico precio de 350.000 euros en concepto de derechos de formación.

El futbolista, de origen inglés, dice que soñaba con jugar en la Premier

La historia, sin embargo, tiene sus matices. Toral Harper, un interior izquierda de físico imponente nacido en Reus hace 16 años, tiene orígenes ingleses por parte de madre. Y, según asegura el entorno del jugador, siempre quiso jugar en la Premier. Su debut con la selección española el año pasado le abrió las puertas a cumplir su aspiración. El Chelsea, el Manchester City, el Liverpool y el Arsenal hicieron llegar sus ofertas a Pere Guardiola, representante del joven jugador y hermano del técnico del Barça. Y Toral decidió: el Arsenal. Como en su momento lo hizo Cesc; y Fran Mérida, reclutado también por los Gunners y ahora en el Atlético; y Piqué, fichado por el Manchester en un viaje de ida y vuelta.

Toral lo tenía tan claro que ni siquiera dio opción a que el Barça hiciera una contraoferta. Parte de su familia vive cerca del campo de entrenamiento de los Gunners. Su lengua materna es el inglés. Y, en el club azulgrana, al que llegó cuando era benjamín, tenía aún un largo recorrido y unos cuantos tapones para llegar al primer equipo que, guiños de la historia, dirige el hermano de su representante.

Los expertos describen a Toral como un émulo de Iniesta, con mucha más presencia física, con recorrido y con gol. Su potencial, coinciden en señalar, es grande. Pero su juventud, recuerdan, le convierte también en una incógnita. Y el Barça acumula tantos jugadores de calidad en su posición que su llegada al primer equipo e incluso al Barça B no habría resultado fácil. Antes que Toral, aparecen Sergi Roberto, un fijo de Luis Enrique que encanta a Guardiola. Y Tiago. Y Dos Santos, por citar algunos de los muchachos que hacen cola para integrar la plantilla del campeón de Liga.

El representante del chaval es Pere Guardiola, hermano del técnico del Barça

Quizá por ello, y aunque el Arsenal no le ha prometido construir un proyecto a su alrededor como hizo en su momento con Cesc y luego cumplió, Toral ha optado por intentar labrarse un futuro en Londres. El contrato con el Arsenal está aún pendiente de firma, pero su extensión no podrá superar los tres años que marca como tope la ley inglesa. Y su sueldo estaría en torno a los 300.000 euros, una cantidad que el Barça no suele pagar a jugadores tan jóvenes.

Pese a que el club azulgrana no ha hecho declaraciones respecto al caso, la jugada del Arsenal no parece haber sentado demasiado bien. Toral no jugó el último partido del equipo que dirige García Pimienta y es probable que no vuelva a hacerlo de aquí a final de curso.

La prensa sensacionalista inglesa no ha dejado pasar la ocasión para echar leña al fuego y calentar la eliminatoria europea en la que el Arsenal, pendiente de jugar en el Camp Nou, aventaja al Barça por 2-1. A nadie se le escapa que al club londinense no le hizo ninguna gracia el insistente intento del expresidente Joan Laporta por recuperar a Cesc. Y que, si la jugada le sale bien, Wenger podría haber comprado al relevo de su estrella a precio de ganga. Los anuncios no siempre engañan.