Publicado: 07.04.2014 17:36 |Actualizado: 07.04.2014 17:36

Xavi cree que "jugadores del Madrid, de la selección, están siendo muy injustos con Busquets"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El centrocampista del FC Barcelona Xavi Hernández lamentó este lunes todo el revuelo que se ha producido por el posible pisotón de su compañero Sergio Busquets a Pepe, recalcando que incluso "compañeros" del Real Madrid en la selección del mediocentro están siendo "muy injustos".

"En ningún momento tiene intención de pisar a Pepe, hablas con él y es un jugador muy honrado. Se está siendo muy injusto con Busquets, cerremos ya el tema porque son 15 días. Incluso jugadores del Real Madrid que son compañeros de Sergio en la selección están siendo muy injustos", apuntó Xavi en rueda de prensa, visiblemente cansado del tema.

El de Terrassa sale así en defensa de su compañero, después que la semana pasada jugadores madridistas como Xabi Alonso o Iker Casillas. El tolosarra dejó claro que estaban "al cien por cien" con el portugués y que "al revés se hubiese mirado mucho más", mientras que el portero aseguró que el azulgrana no actuó "bien" y que le daría "un tirón de orejas" cuando le viese.

"Busquets es extraordinario, desde que empezó está muy valorado en el vestuario, ahora parece que tiene ya el reconocimiento. Hace un trabajo fundamental", recalcó el futbolista catalán, que aseguró que sería una "ilusión más" para él poder ser el primer capitán del equipo la próxima temporada con el adiós de Carles Puyol.

El centrocampista ha calificado la sanción impuesta al Barcelona por parte de la FIFA, a raíz del fichaje de jóvenes futbolistas, de "injusta y despropocionada", ya que el club catalán no podrá fichar hasta el verano de 2015. Xavi ha comentado que los jugadores del primer equipo "poco pueden hacer", pero espera que todo se reconduzca, ya que el Barça desde La Masia, "hace un trabajo correcto en todos los sentidos". "Intentaremos que esto quede en nada", ha comentado Xavi, quien espera que bien el Comité de Apelación de la FIFA o el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) acaben por darle la razón al club.

Cree Xavi que el Barça está trabajando "correctamente en la protección de los menores" y pone como ejemplo los frutos que ha dado la cantera en los últimos años, en concreto en los casos de Leo Messi o Andrés Iniesta. "Aquí se cuida muy bien a los jóvenes, a los padres y a todo el mundo. Es una sanción totalmente desproporcionada", ha insistido Xavi.

El jugador del Barcelona ha comentado que necesitan hacer un partido "excelente" este miércoles en el Calderón, en el partido de vuelta de cuartos de final de Liga de Campeones, para poder pasar a las semifinales y evitar lo que sería una "decepción", ante un rival "rocoso" contra el que tienen problemas para crear ocasiones y marcar. "Es una final, puedes quedar eliminado y sería una decepción. Físicamente nos sentimos bien para competir, y es fundamental. Son 90 minutos en que quedarás fuera o seguirás, y unos se llevará la decepción para casa", señaló en rueda de prensa Xavi, que ve clave adelantarse en el marcador.

Eso sí, el de Terrasa no puede "garantizar nada". "Vamos a intentarlo y vamos con toda la ilusión, intentaremos ser mejores y ganar porque somos el Barcelona y hemos competido bien en esta competición. Vamos a tratar de hacer daño al Atlético con fútbol, necesitamos un partido excelente para pasar a semifinales", manifestó.

"Uno de los dos debe quedarse en casa eliminado, y vamos con toda la ilusión. Es un rival rocoso, muy difícil, con un espíritu ganador espectacular, incluso cuando juegan mal sacan los partidos adelante. Es un partido a cara o cruz, lo daremos todo, el 200%, para ganar, aunque sabemos de la dificultad", matizó en este sentido.

Además de marcar antes que los de Simeone, ve clave poder desplegar las armas del equipo. "Jugamos fuera de casa y ante un equipo muy poderoso sobre todo defensivamente, no dejan espacios, nos cuesta crearles ocasiones. Tenemos que tener fluidez de juego, mover el balón, todo esto que dominamos muy bien. Es un partido muy complicado", reconoció.