Publicado: 21.05.2015 17:03 |Actualizado: 21.05.2015 17:03

Xavi, el guardián de
las esencias del mejor
Barça de la historia

Con la excelencia como premisa, ha marcado una época sosteniendo desde el centro del campo un estilo de fútbol perseguido en todo el mundo. Deja el Barça con un récord de partidos y con 23 títulos -podrían ser 25- en su palmarés.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Xavi, aupado tras conquistar con el Barça la Copa de Europa contra el Manchester United en 2009. /AFP

Xavi, aupado tras conquistar con el Barça la Copa de Europa contra el Manchester United en 2009. /AFP

MADRID.- Xavier Hernández Creus (Terrassa, 25 de enero de 1980) se ha labrado a sí mismo el camino hacia al éxito y hacia convertirse en lo que ya es, toda una leyenda y un mito del barcelonismo al irse del club a los 35 años y con 23 títulos ganados, que podrían ser 25 todavía, y como el blaugrana con más partidos oficiales disputados tanto en la Liga como en la 'Champions'.

Un pequeño genio de apenas 1,70 metros de altura y 67 kilos de peso que ha sido capaz de batir a todos los gigantes que se le han interpuesto en su carrera, fuera en forma de largas lesiones o de nuevos entrenadores a los que había que convencer de que el FC Barcelona tenía a diez jugadores más él, el '6', el cerebro que hacía mover al equipo y le hacía jugar al ritmo deseado en todo momento.



Además, se llevará el honor de ser el eje del considerado como mejor Barça de la historia. El que con Pep Guardiola en el banquillo y él como su mano derecha en el césped logró el triplete y seis títulos en un año para ser el equipo más laureado de los últimos años en todo el mundo. Y siempre con Xavi como guía, como visionario, asistiendo y mejorando a 'cracks' como Leo Messi, a 'hermanos' como Andrés Iniesta, quien le tendrá que coger la batuta tras aprender de él durante tantos años.

Xavi, eso sí, será "único e irrepetible" como el propio Iniesta y el mundo del fútbol aseguran. No habrá otro como él, otro que sea capaz durante 24 años en el club de no ofender a nadie o de olvidar sus colores para tender su mano en el peor momento de las relaciones entre eternos rivales a Real Madrid y FC Barcelona, lo que propició que, junto a su amigo Iker Casillas, ganase el Premio Príncipe de Asturias del Deporte.

El maestro del pase

Su filosofía de juego es casi exclusiva también. El de Terrassa creía que fallar un único pase era como suspender un examen. Y en cada partido salía a por el '10', a no perder un balón y a dar pases de gol a sus compañeros, con los que fue su cómplice perfecto. Su visión, que corría más que el balón, ha sido clave para llegar a ser el director de orquesta que muchos técnicos quisieran tener.

Xavi superó con su técnica a todos los rivales de su zona, impertérritos a su forma de girar con la pelota sin prisa en busca de la mejor opción

Pese a su estatura (1,70), Xavi superó con su técnica a todos los rivales de su zona, impertérritos a su forma de girar con la pelota sin prisa en busca de la mejor opción. Un '4' de la escuela 'culé' que impuso Johann Cryff que se fue yendo hacia arriba a la mediapunta para siempre dar el máximo rendimiento, y volver en sus últimos años a ser el jefe del centro del campo.

Nacido en Terrassa pero criado en La Masia, abandera los valores del barcelonismo al máximo, encarna la profesionalidad, el talento, el compañerismo, el saber hacer, el 'seny' y la 'rauxa' catalanas y, con su trabajo, se ha ganado a pulso todos los récords de partidos y de títulos ganados que ha batido. Se va, además, por voluntad propia y con la voluntad de seguir creciendo, pensando en ser entrenador, para quizá algún día volver al Barça.

Un hasta luego del club de su vida

Como mito y leyenda que es, Xavi tendrá las puertas abiertas para cuando quiera volver. Quizá siga el camino ya emprendido por dos de sus recientes exentrenadores que ya fueron en su tiempo compañeros de vestuario, como Pep Guardiola o Luis Enrique Martínez, con quien más títulos ha ganado y su último técnico, respectivamente. De momento, como jugadores, ya les ha superado.

Líder nato con cada uno de los técnicos que ha tenido y capitán en su última temporada

De ellos y del resto de técnicos ha aprendido cosas, pero también las ha enseñado. Es un maestro del fútbol, un chico capaz de ganarse a la 'fiera' de Louis Van Gaal, el que apostó por él y le hizo debutar, y salvarle el puesto con aquel gol en Valladolid en diciembre de 1998. Líder nato con cada uno de los técnicos que ha tenido y capitán en su última temporada, viviendo y aprendiendo siempre a la sombra en este sentido de otros mitos como Carles Puyol, pero se va sabiendo que, por fin, pudo ser el gran capitán del equipo de su vida.

"No me iré hasta que no me echen", había comentado en alguna ocasión Xavi, convencido por Luis Enrique para aguantar un año más después de haber tenido que vivir un año muy duro, relegado en su protagonismo en muchas ocasiones por el 'Tata' Martino, con especial mención para el partido final de liga ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou, donde sólo tuvo un cuarto de hora.

Xavi se va por su propio pie, pero por la puerta grande y querido por todo el entorno barcelonista, tan cruel a veces con otras estrellas blaugranas

Al final no ha sido así, se va por su propio pie, pero por la puerta grande y querido por todo el entorno barcelonista, tan cruel a veces con otras estrellas blaugranas y que, en cambio, es una única voz de cariño y agradecimiento en cuanto a Xavi concierne. 'Xavi te queremos, Xavi quédate' era un clamor en el Camp Nou en toda esta temporada, la última del catalán de las 17 que ha vivido en el primer equipo.

Ahora disfrutarán en Catar de su fútbol, de su magia y genio, pues cuando Xavi cuelgue las botas a buen seguro seguirá disfrutando del fútbol, de su pasión, sea de la forma que escoja.

Un devorador de títulos y de récords

Pero su excelso ha sido su fútbol, más impresión marcan sus números durante 17 años en el Barcelona. Se marchará siendo el jugador con más partidos disputados con la camiseta del club blaugrana, con un total de 763 enfrentamientos oficiales que podrían convertirse en 765.

Actualmente, el de Terrassa ya suma 23 títulos en total, con 8 Ligas, 3 'Champions', 2 Copas del Rey, 6 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundiales de Clubes. Unos números que permiten al azulgrana igualar al exjugador del Real Madrid Paco Gento como jugador del fútbol español con más títulos, aunque puede superarle pues el 30 de mayo jugará la final de la Copa del Rey y, el 6 de junio, la de la Liga de Campeones ante la Juventus en Berlín. Una cita para la historia, pues podría llegar a los 25 títulos como blaugrana.

Además, suma un Mundial (2010) y dos Eurocopas (2008 y 2012) con España, donde también fue una figura clave en estos hitos, los mayores de la historia de la selección. Historia viva del fútbol.