Publicado: 09.05.2014 17:42 |Actualizado: 09.05.2014 17:42

Yago Lamela murió de un infarto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El saltador de longitud subcampeón del mundo Yago Lamela falleció a causa de un infarto, según ha indicado este viernes a los medios de comunicación el hermano político del deportista, Enrique Vázquez. Ha hablado como representante de la familia y se ha remitido a la autopsia que se le ha practicado en Oviedo, después de que este jueves fuera encontrado sin vida en su domicilio de Avilés.

Vázquez ha leído un comunicado en el que ha agradecido las muestras de afecto recibidas en las últimas horas y ha expresado su deseo de que Lamela, de 36 años, sea recordado como "un grandísimo deportista y una maravillosa persona".

 

Ha apuntado que el atleta avilesino "estaba lleno de planes para el futuro. Iba a ir en verano a Madrid a sacar el carnet de entrenador nacional y estaba muy emocionado con ello. Ha sido un mazazo absoluto". Ha calificado de "irreparable" su pérdida y ha dicho de él que "tanto que nos ha ayudado y que tanto dolor nos ha dejado. Tanto que aún podía haber dado a su familia y a aquellos que lo conocían por su profesión".

La Nueva España publica, citando a fuentes cercanas a la investigación, que en el cadáver del atleta no se han detectado restos de pastillas, cuya ingesta podría haber provocado la muerte. Además, también informa de que en la inspección ocular de la vivienda del atleta se apreció que había vomitado antes de fallecer.

El funeral por de Lamela tendrá lugar este sábado, a las 16 horas, en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery, en Avilés. Posteriormente recibirá sepultura en el panteón familiar del cementerio de La Carriona, también en su ciudad natal, que ha decretado un día de luto tras su fallecimiento.

La noticia del fallecimiento de Yago Lamela, que fue encontrado sin vida en su domicilio, ha conmocionado al mundo del deporte y a toda Asturias, que disfrutó de sus éxitos deportivos. Lamela ha sido el hombre que ha llegado más lejos tanto en pista cubierta como al aire libre en la historia de la longitud en España, con sendos saltos de 8'56 metros conseguidos uno en los campeonatos del Mundo de pista cubierta del año 1999 en Maebashi (Japón) y el otro en Turín (Italia), en ese mismo año.