Publicado: 27.09.2016 14:03 |Actualizado: 27.09.2016 14:03

Zidane contra las dudas, la maldición de Dortmund y la rabieta de Cristiano

El Real Madrid, tras los dos empates ligueros, visita un estadio que se le resiste. El Borussia llega lanzado con 20 goles en 4 partidos. Zidane zanja el cabreo del '7' y busca sustituto para Casemiro. Una batalla por la primera plaza del grupo (20:45 horas).

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Los jugadores del Real Madrid se reúnen para escuchar a su entrenador, el francés Zinedine Zidane, en el Signal Iduna Park. /EFE

Los jugadores del Real Madrid se reúnen para escuchar a Zinedine Zidane en el Signal Iduna Park. /EFE

MADRID.- El Real Madrid visita este martes al Borussia Dortmund (20:45 horas, Antena 3) en la segunda jornada de la Liga de Campeones, en un encuentro donde los pupilos de Zinedine Zidane buscarán despejar las dudas creadas en LaLiga Santander tras dos empates seguidos ante el equipo alemán y afianzar sus opciones para el primer puesto del Grupo F.

El equipo blanco había transitado en el inicio de Liga con firmeza en los resultados, pese a momentos de altibajos. Sin embargo, las tablas firmadas ante Villarreal y Las Palmas han roto esa paz instalada y han abierto ciertas dudas. Faltas de concentración defensivas, desconexión en el plano ofensivo y poco acierto de cara a gol propiciaron los dos tropiezos. Pero Dortmund no es el mejor escenario para un partido de reconciliación.



En el terreno del Borussia, el Real Madrid solo ha cosechado fiascos en los últimos años. De los cinco encuentros que ha disputado hasta la fecha en el Signal Iduna Park ha empatado dos y ha perdido tres. La más recordada, sin duda, la goleada que se llevó el equipo entrenado por Jose Mourinho por 4-1 ante un Lewandowski esplendoroso.

El Real Madrid sabe que un revés en Renania podría acentuar las primeras críticas sobre el técnico francés, que está encontrando problemas para afianzar el trabajo defensivo, para encontrar el relevo a Casemiro y para lograr que la 'BBC' se acerque a sus números habituales, en especial Cristiano Ronaldo. Precisamente, el portugués reaccionó de mala manera al ser sustituido en Las Palmas. Las cámaras de televisión recogieron su enfado y sus palabras: “¿Por qué a mí? ¡Hago todo para hacer el 2-1 y a tomar por el culo!”.

Cristiano, tras su cabreo, saldrá de inicio

Ayer Zidane, que pretende rotar a toda su plantilla sin excepciones, le recordó que todos estaban para remar en el mismo sentido. "He tomado la decisión para el bien del jugador. Que se hable más de eso que del partido de mañana o de Las Palmas hay que convivir con eso. Yo no soy tonto y él es inteligente. Estamos para lo mismo", aseguró el técnico.

Y Kroos echó un capote a Zidane recordando que el nivel de exigencia es muy alto y la temporada muy larga: "Es casi imposible que un jugador juegue 60 partidos al máximo nivel, todos un día están mejor y otros mal, y el entrenador decide si uno juega o si se cambia". Esta noche nadie duda de que partirá de inicio junto a Benzema y Bale en la punta de ataque. Los tres necesitan un partido como este para reivindicarse tras un inicio de curso en el que no han mostrado su nivel más óptimo. 

Zidane también recupera a Pepe, que podría volver a la titularidad y apuntalar la zaga junto a Sergio Ramos, y también debe decidir el ocupante del lateral izquierdo entre Danilo o Nacho Fernández, más aplicado en defensa de cara a frenar a Dembélé. Y en la portería podría volver Keylor Navas, todavía inédito esta temporada.

En el medio, 'Zizou' sigue añorando a Casemiro, pieza indiscutible para su técnico por su capacidad para robar, otorgar equilibrio y ofrecer libertad para que tanto Luka Modric como Toni Kroos, juegue más cerca del área rival. El tipo de partido que se presupone en el Signal Iduna Park podría provocar que haya algo más de músculo y que Mateo Kovacic tenga una nueva oportunidad junto al croata y al alemán.

Un Borussia lanzado

Enfrente se encontrará el Real Madrid con un Borussia Dortmund que quiere hacer de su estadio otro 'infierno' para su rival. Los de Thomas Tuchel llegan con unas sensaciones brutales después de anotar 20 goles en sus últimos cuatro partidos, incluido el 0-6 al Legia de la primera jornada europea.

Dinamismo, carácter ganador, intensidad y una gran personalidad son las características de una plantilla conformada para discutir al Bayern su dinastía en la Bundesliga, para lo que se ha reforzado con mucho acierto y juventud.

Y como en el once veces campeón de Europa es en ataque donde más deslumbra, liderado por Aubameyang, jugador que sonó para el Real Madrid durante el verano. El gabonés es el hombre gol del conjunto alemán y está respaldado por un Götze que ha vuelto a su mejor versión tras su discreto paso por Múnich y por el desparpajo de los 19 años de Dembélé.

Tuchel recupera para este partido al central español Marc Bartra, ausente el viernes pasado ante el Friburgo y buen conocedor de la 'BBC', y André Schurrle, otro refuerzo de calidad. El que no estará por lesión será Marco Reus.