Publicado: 28.01.2016 09:13 |Actualizado: 29.01.2016 08:52

Rajoy cerró su legislatura con una tasa de paro por encima del 20% y casi 4,8 millones de parados

El año pasado el número de parados descendió en 678.200 personas, pero sólo se crearon 525.100 empleos. Eso significa que que 153.100 tuvieron que salir de España o desistieron de buscar un trabajo. El pasado 31 de diciembre había 18.094.200 personas ocupadas.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
La tasa de paro descenderá hasta el 19,5% en 2016, desde el 21,18% actual, y caerá dos décimas adicionales en 2017, hasta el 19,3%.- EUROPA PRESS

La tasa de paro descenderá hasta el 19,5% en 2016, desde el 21,18% actual, y caerá dos décimas adicionales en 2017, hasta el 19,3%.- EUROPA PRESS

MADRID.— La Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2015 permite hacer un balance de lo que fue la legislatura del Gobierno de Mariano Rajoy en términos de empleo. El PP a buen seguro hará un balance triunfalista: los datos de la última EPA de 2015 señalan que el año pasado el número de desempleados bajó en 678.200 personas, —el mayor descenso anual de la historia de España, dirán los conservadores—, hasta alcanzar los 4.779.500 parados, una cifra inédita desde finales de 2010.

Los conservadores presumirán de que en 2015 se crearon 525.100 empleos hasta alcanzar los 18.094.200 millones de ocupados. De esos empleos creados el año pasado, 452.000 pertenecían al sector privado (+3,1%) y 73.100 al sector público (+2,5%).



Sin embargo, la población activa —los que tienen o buscan un empleo— se ha reducido en 153.200 personas, hasta alcanzar los 22.873.700 españoles. Eso quiere decir que casi una cuarta parte del descenso que se ha creado en 2015 hay que achacarlo directamente a que esas 153.200 personas han dejado de buscar un trabajo o han decidido buscarlo fuera de España.

El PP también dirá que a lo largo de la pasada legislatura, entre diciembre de 2011 y diciembre de 2015 el paro se redujo 507.800 personas. En cualquier caso, parece un pobre balance para quien prometió en algún momento que con él en el poder el paro bajaría a la mitad. 

La realidad es que después de más de cinco años, la tasa de paro aún se mantiene por encima del 20%, en concreto al finalizar 2015 se situó en el 20,9% de la población activa. Al llegar al poder en diciembre de 2011, Rajoy se encontró con una tasa de paro del 22,85%, sólo dos puntos por debajo de la actual.

También es un dato irrebatible que la población activa ha descendido estos cuatro años en 566.000 personas (de 23.440.300 personas en 2011 a 22.873.700 el pasado mes diciembre). Eso quiere decir que esas personas han sido expulsadas del mercado laboral español: o se han buscado un futuro mejor fuera de España o han abandonado ya toda esperanza de encontrar un trabajo y han desistido de buscar.

Con el descenso del paro logrado en 2015, se encadenan dos años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2014, el paro bajó en 477.900 personas. 

Entrando en los detalles del último trimestre de 2015, el paro bajó en 71.300 desempleados (un descenso del 1,5%), su mejor dato desde el arranque de la crisis, pero sólo se crearon 45.500 puestos de trabajo, un 0,25% más respecto al trimestre anterior. Este incremento es inferior al logrado en los últimos tres meses de 2014, cuando se generaron 65.100 empleos.

En cuanto a otra de las lacras del mercado laboral español, el paro juvenil (entre los 16 y los 24 años) bajó en 79.100 personas en el cuarto trimestre de 2015 respecto al anterior y se situó en un total 687.600 jóvenes desempleados, con una tasa de desempleo del 46,24%.

Por edad, el grupo comprendido entre 16 y 19 años registró 155.100 parados y el de entre 20 y 24 años, 532.500. En el primer rango (16-19 años), 84.400 parados eran hombres y 70.700 mujeres. En el segundo (20-24 años), 280.000 desempleados eran hombres y 252.500 mujeres. Por lo tanto, de los 687.600 parados entre 16 y 24 años, 364.400 eran del sexo masculino y 323.200 del femenino.

Un dato positivo es el de los hogares con todos sus miembros en paro, que bajaron en 2015 en 209.700, lo que supone casi un 11,9% menos que en 2014, hasta situarse en 1.556.600. En el último trimestre de 2015, los hogares con todos sus miembros en paro descendieron en 16.300, un 1% menos respecto al tercer trimestre del año pasado.

Casi una cuarta parte del paro creado en 2015 se debe a que 153.200 personas desistieron de buscar un empleo o decidieron buscarlo en otro país

Durante 2015, el paro disminuyó en todos los sectores y el principal descenso del desempleo se dio entre aquellos que perdieron su puesto de trabajo hace más de un año (425.400), seguidos por los que buscaban su primera oportunidad laboral (91.700).

En función del sexo, el descenso del paro fue mayor entre los hombres (436.100 menos) que entre las mujeres (242.100 menos), lo que dejó, por primera vez desde 2008, un mayor número de féminas desempleadas (4.300 más), acorde con su mayor tasa de paro (22,52%), tres puntos superior a la masculina.

Por regiones, los mayores descensos del número de parados durante 2015 se dieron en Andalucía (197.400 personas menos), Catalunya (87.900 menos) y Madrid (49.600 menos), mientras que marcó los menores incrementos en Cantabria (2.600 menos) y Asturias (2.700 menos) y sólo aumentó en la ciudad autónoma de Melilla (1.200 más).

País Vasco contabilizó la tasa de paro más baja (12,89%) y Andalucía, la más alta (29,83%), además de la de Melilla (32,64%).

En cuanto a la calidad de empleo, los datos indican que el de a tiempo completo subió en 501.700 personas aunque la mayoría fueron temporales, mientras que el de tiempo parcial lo hizo en 23.300, de forma que aumentó el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada completa (al 15,72%). El número de autónomos aumentó en 23.300 personas y el de empleadores lo hizo en 29.700 personas respecto a un año antes.

Además, el número de asalariados subió en 505.700 personas, gracias al incremento de los contratados temporales (335.100 personas) y, en menor medida, a los indefinidos (170.600 personas), lo dejó la tasa de temporalidad en el 25,66%

El empleo en el sector privado aumentó en 452.000 personas, hasta los 15.093.500, mientras que el empleo público lo hizo en 73.100 personas, hasta 3.000.700 trabajadores.

La ocupación aumentó en todos los grupos de edad, salvo entre los de 25 a 34 años y entre los menores de 19 años; mientras que por nacionalidad subió principalmente entre los españoles (441.500 personas), frente a los extranjeros (83.600).

Etiquetas