Publicado: 25.10.2016 13:32 |Actualizado: 25.10.2016 13:32

Abengoa asegura que la adhesión a su plan de reestructuración "va por buen camino"

Loa compañía andaluza evitará quiebra si acreedores apoyan el plan, que tiene que presentarse ante el juez antes del viernes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sede de Abengoa en Madrid. E.P.

Sede de Abengoa en Madrid. E.P.

MADRID.- El grupo de ingeniería y energías renovables Abengoa se encuentra bien encaminado para conseguir el apoyo que necesitaba de sus acreedores a un plan de rescate financiero que evitará la temida liquidación, dijo el martes una fuente con conocimiento de la situación. "Según datos provisionales, la compañía se encuentra en el buen camino para conseguir el apoyo necesario (de al menos el 75% de la deuda financiera)", dijo la fuente.

Este martes finaliza el plazo para que los acreedores se pronunciasen sobre el plan aprobado en agosto. La misma fuente dijo que los datos oficiales no se conocerán hasta avanzado el día porque se espera que numerosos bonistas acudan a depositar sus adhesiones ante notario.

El diario El Confidencial señalaba esta mañana que Abengoa había conseguido los apoyos necesarios para alejarse del precipicio financiero al que empezó a asomarse hace ahora casi un año cuando tuvo que acogerse al preconcurso de acreedores.



Sacando adelante el plan, la compañía sevillana evitaría ser protagonista de la mayor quiebra de la historia empresarial española, con un pasivo que, incluyendo el de activos en venta, alcanzaba 15.700 millones en el mes de junio.

Con la bendición de los acreedores en la mano, el siguiente paso sería presentar el plan al juez de aquí al próximo viernes. Tras la homologación judicial, se tendrían que pronunciar sus accionistas en una junta extraordinaria convocada el próximo 22 de noviembre que dará paso a una dirección completamente nueva.

El plan diseñado por los grandes acreedores de Abengoa (bancos y una serie de hedge funds) dotará de nuevos fondos y avales a una empresa con una plantilla actual de 17.000 personas que estaba estrangulada financieramente.

Asimismo, reducirá a menos de la mitad su deuda financiera tras una compleja capitalización que diluirá al 5% la presencia de los accionistas actuales, entre los que se encuentran influyentes familias sevillanas.