Público
Público

Abengoa cierra su rescate y recibirá una inyección de 1.169 millones

Las acciones de la empresa sevillana de ingeniería y energías renovables se disparan en bolsa ante la llegada de fondos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Campus Palmas Altas, la sede corportativa de Abengoa en Sevilla. E.P.

La endeudada Abengoa anunció finalmente el jueves la firma de todos los documentos de su plan de rescate, un hito que abre paso al cierre de la reestructuración y el consiguiente desembolso de unos esperados fondos con los que empezar a recuperar la normalidad a partir de mañana. En un comunicado al supervisor bursátil, Abengoa dijo que espera completar la operación en los días siguientes al viernes 24 de marzo.

El plan de rescate de Abengoa, gestado el pasado verano por los nuevos dueños de la empresa y aprobado hace meses por el juez y los accionistas, contempla una fuerte reducción de deuda, desinversiones y el desembolso de nuevos fondos por 1.169 millones de euros.

A finales del mes pasado, cuando publicó unas pérdidas históricas para una empresa española no financiera de 7.629 millones de euros, Abengoa dijo que sus acreedores respaldaban iniciar el cierre de la reestructuración, paso previo a la inyección del dinero que necesita para ser viable.

El mercado llevaba desde la semana pasada anticipando las noticias. El jueves, los títulos de clase A de la compañía sevillana de ingeniería y renovables cerraron con un avance del 40%, mientras los de clase B, más líquidos, sumaron un 17% (desde el 16 de marzo, estos títulos se revalorizan un 31%).

Según el acuerdo de rescate con sus bancos acreedores y los fondos para la reestructuración de su deuda financiera y su recapitalización, el grupo recibiría una inyección de dinero nuevo de casi 655 millones de euros. El importe total que se acordó prestar al grupo asciende a 1.169,6 millones de euros, aunque esta cantidad incluye los importes refinanciados de los préstamos recibidos por el grupo en septiembre y diciembre de 2015 y en marzo de 2016 (unos 515 millones de euros).

Además, se incluían 307 millones de euros de nuevas líneas de avales. Las entidades financiadoras que lo aporten tendrán derecho a recibir un 5% del nuevo capital social de Abengoa. De esta cantidad, unos 50 millones serán para pujar por nuevos proyectos y el resto para avanzar en los que ya se encuentran en marcha.

El acuerdo suponía para los acreedores aceptar una quita del 97%, manteniéndose el 3% restante con vencimiento a 10 años, sin devengo anual de intereses y sin posibilidad de capitalización. El reparto del capital de la nueva Abengoa será de en torno al 50% para los bonistas y hedge funds y aproximadamente un 40% para la banca acreedora. Además, otro 5% quedará en manos de los avalistas.