Publicado: 24.09.2015 20:51 |Actualizado: 24.09.2015 20:51

Abengoa lanza una ampliación de 650 millones que dará el control a bancos

La familia Benjumea, hasta ahora principales accionistas, pierden poder. Felipe Benjuema abanonará la presidencia del grupo tras 25 años en el cargo


Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La plataforma Solúcar de Abengoa, en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). REUTERS

La plataforma Solúcar de Abengoa, en Sanlúcar la Mayor (Sevilla). REUTERS

MADRID.- El consejo de administración de Abengoa ha aprobado convocar una junta general extraordinaria de accionistas, que tendrá lugar el próximo 10 de octubre, para aprobar un aumento de capital de al menos 650 millones, que dará el control a un grupo de bancos -HSBC, Banco Santander y Credit Agricole CIB- y restará poder a la familia Benjumea, según ha anunciado la compañía.

El orden del día de la junta incluye otras cuestiones, como la reducción del número de miembros del consejo de administración a 13, la aprobación de restricciones en nuevos compromisos de inversiones en capital ('capex') y la creación de la comisión de inversiones.



Asimismo, el consejo de administración ha acordado el nombramiento de Felipe Benjumea como presidente de honor y su sustitución, como presidente no ejecutivo, por José Domínguez. Después de 25 años con Felipe Benjumea como presidente, Abengoa inicia una "nueva era con este plan y los cambios anunciados".

En concreto, HSBC, Banco Santander y Credit Agricole CIB han suscrito un acuerdo con la compañía en virtud del cual se han comprometido a asegurar 465 millones de euros en acciones clase B a emitir en el aumento de capital, sujeto al cumplimiento de determinadas condiciones incluyendo, entre otras, la obtención de las autorizaciones regulatorias, aprobación de la junta general, la conclusión del 'due diligence' en curso sobre, entre otros aspectos, financieros, la firma de un contrato de aseguramiento definitivo y el cumplimiento de los compromisos de suscripción de los accionistas.

Por su parte, Inversión Corporativa, sociedad controlada por la familia Benjumea que ostenta el 57,33% de Abengoa, se ha comprometido irrevocablemente a invertir al menos 120 millones de euros de fondos nuevos en nuevas acciones clase A y clase B a ser emitidas en la ampliación de capital, mientras que Waddell & Reed Investment Management se ha comprometido, en nombre de algunos de sus fondos, a invertir 65 millones de euros en nuevas acciones clase B en la ampliación de capital.

De esta forma, Inversión Corporativa se ha comprometido a limitar sus derechos de voto, directos o indirectos, al 40% una vez se haya completado la ampliación de capital, con independencia de los derechos de voto que le correspondan en función de su participación en el capital.

La composición del consejo de administración reflejará esta limitación de derechos de voto reduciendo el número de consejeros a 13, quedando en 5 el número de consejeros dominicales de Inversión Corporativa y en 6 el de consejeros independientes. Se nombrarán además dos nuevos consejeros independientes con "sólida" formación y experiencia en el ámbito financiero y corporativo global.

Medidas para reducir el endeudamiento

Asimismo, el consejo de administración ha aprobado un conjunto de medidas estratégicas con la finalidad de reducir el endeudamiento corporativo, mejorar la posición de liquidez de la compañía y fortalecer su gobierno corporativo. "La reducción de deuda será un objetivo clave", ha subrayado la compañía, que espera repagar 375 millones de euros del Bono 2016 antes de final de año.

Asimismo, los fondos obtenidos de la combinación de las medidas anunciadas se utilizarán para seguir reduciendo deuda y mejorando la posición de liquidez, así como para financiar los actuales compromisos de 'capex' para la segunda mitad de 2015 y 2016.

Según la compañía, las medidas de reducción de deuda priorizarán los vencimientos a corto plazo, con el objetivo de reequilibrar el perfil de vencimiento de su deuda.

Desinversiones de activos para lograr al menos 1.200 millones y suspensión del pago de dividendos

Asimismo, dentro del plan de medidas estratégicas, Abengoa continuará con el refuerzo del actual programa de desinversiones de activos para obtener hasta finales de 2016 aproximadamente al menos 1.200 millones.

Dentro de estas desinversiones se incluye la monetización de todo o parte de los derechos económicos de la participación de Abengoa en Abengoa Yield o la venta en un proceso privado de todo o parte de la participación de Abengoa en Abengoa Yield manteniendo el acuerdo ROFO ("Derecho de Primera Oferta") en vigor.

Además se incluye el plan de desinversión de activos por valor de 500 millones de euros anteriormente anunciado que está ya en marcha y se espera que un 50% de los fondos se obtenga en el cuarto trimestre de 2015 y el otro 50% durante el primer trimestre de 2016. El plan comprende la venta de diversos activos incluyendo centrales de ciclo combinado, plantas solares, de bioetanol y otros activos concesionales.

Adicionalmente, Abengoa espera desinvertir 300 millones de euros en activos durante 2016 como parte de su estrategia de rotación de activos.

Por otro lado, según ha explicado la firma, los nuevos compromisos de 'capex' (adicionales al 'equity capex' ya comprometido) se limitarán a un máximo de 50 millones de euros anuales hasta que la compañía alcance un rating de 'BB-' por S&P o 'Ba3' por Moody's, o el ratio de apalancamiento de deuda bruta corporativa, incluyendo deuda sin recurso en proceso, sobre el Ebitda corporativo sea inferior a 3,5 veces.

El 'equity capex' actual comprometido por la compañía, neto de contribuciones de socios, se espera que sea de aproximadamente 384 millones de euros en la segunda mitad de 2015, aproximadamente 517 millones en 2016 y unos 248 millones en 2017.

En su nueva etapa, Abengoa creará una nueva comisión de inversiones, formada por una mayoría de consejeros independientes, encargada de, entre otras cuestiones, aprobar todas las nuevas inversiones en 'capex', controlar y monitorizar el cumplimiento de las nuevas directrices y limitaciones de inversión para velar por el mantenimiento de los ratios de endeudamiento objetivo, y supervisar la política de endeudamiento y dividendos de la compañía.

Por último, hasta que la compañía obtenga un rating de 'BB-' por S&P o 'Ba3' por Moody's, o el ratio de apalancamiento de deuda bruta corporativa -incluyendo deuda sin recurso en proceso (NRDP)- sobre el Ebitda corporativo sea inferior a 3,5 veces, Abengoa ha acordado revisar su actual política de dividendos suspendiendo el pago de los mismos.

Las acciones de Abengoa cerraron ayer a un precio de 0,975 euros, con una subida del 26,1% ante la expectación del anuncio de la ampliación de capital.