Público
Público

Abertis La italiana Atlantia cede y pide permiso al Gobierno para su OPA a Abertis

El Ministerio de Fomento y el de Energía requirió a la firma que solicitara autorización al Ejecutivo para su OPA

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un motorista pasa junto a la entrada de la sede de la empresa italiana Atlantia en Roma. AFP/Filippo Monforte

El grupo italiano de infraestructuras Atlantia ha cedido a la presión ejercida por los ministerios de Energía y Fomento españoles y pedirá autorización al Gobierno  para su OPA sobre Abertis para evitar que se demore la operación, pese a considerar que esta solicitud no era necesaria.

En una nota a la CNMV,  la firma transalpina asegura que ha optado por pedir autorización "en beneficio de los intereses del mercado, de la propia Abertis y de sus accionistas e inversores". Atlantia señala que realiza esta acción "como manifestación de respeto por las instituciones españolas y su mejor disposición a que el proceso de oferta sobre Abertis no se vea ralentizado".

Aunque en su folleto Atlantia reflejaba que no necesitaba pedir autorización al Gobierno español para su oferta, la presión ejercida por estos dos ministerios (que solicitaron a la CNMV que revocara la aprobación de la oferta de la italiana precisamente por la ausencia de autorización) ha llevado al grupo italiano a pedir permiso.

No obstante, a pesar de ceder y pedir autorización para la operación, la compañía asegura "reservarse sus derechos para la debida protección de sus intereses legítimos" y manifiesta que la solicitud "en nada desvirtúa ni modifica la posición jurídica de Atlantia previamente manifestada a este respecto", esto es, sobre que la petición no es necesaria.

En todo caso, Atlantia expresó "su plena confianza en el buen funcionamiento de las instituciones españolas y en su evaluación neutral, eficiente y objetiva de las solicitudes de autorización administrativas al tratarse de una operación de dimensión comunitaria".

Abertis es objeto de una opa de 16.500 millones de euros presentada por Atlantia en mayo y aprobada por el regulador bursátil CNMV a principios en octubre. No obstante, dicha oferta quedó en suspenso a mediados de octubre al presentar la constructora alemana Hochtief, controlada por ACS, una contraoferta sobre Abertis.

La oferta de ACS, que sí solicitó la autorización al gobierno, está a la espera del visto bueno del regulador y posteriormente podría abrirse un hipotético proceso de mejora de las pujas.