Publicado: 17.04.2015 15:37 |Actualizado: 17.04.2015 21:50

Abertis sale del negocio aeroportuario con
la venta de su filial
DCA por 177 millones

La compañía trabaja en la próxima salida a Bolsa, este mes de mayo, de su filial Cellnex Telecom,

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Sede de Abertis en Barcelona. REUTERS

Sede de Abertis en Barcelona. REUTERS

MADRID.- Abertis ha vendido la participación indirecta que tenía en dos aeropuertos, el de Jamaica y el de Santiago de Chile, por un importe de 177 millones de euros, en una operación que le ha generado una plusvalía de 40 millones de euros, según informó el grupo.

Con esta operación, la compañía sale definitivamente del negocio de gestión de aeropuertos al culminar el proceso de desinversión en este sector que inició en 2013.

Durante estos años, Abertis ha vendido los aeródromos británicos de Luton, Cardiff y Belfast, y el sueco de Stockholm Skavsta, las concesiones de la terminal del aeropuerto de Orlando Sanford (Florida) y la participación en la empresa operadora de doce activos de México.



En el caso de esta última desinversión, Abertis ha alcanzado un acuerdo con el grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) para la venta de toda la participación en la sociedad Desarrollo de Concesiones Aeroportuarias (DCA). La operación está previsto que se cierre el próximo 20 de abril.

DCA cuenta con una participación del 74,5% en la sociedad concesionaria del aeropuerto de Montego Bay de Jamaica, y del 14,77% en SCL, operadora del aeropuerto de Santiago de Chile.

Abertis enmarca la operación en su estrategia de "constante" revisión de su cartera para optimizar su base de activos y en su nuevo Plan Estratégico 2015-2017, centrado en el crecimiento, fundamentalmente internacional, de sus dos actuales negocios, las autopistas y las telecomunicaciones.

En la actualidad, Abertis trabaja en la próxima salida a Bolsa, este mes de mayo, de su filial Cellnex Telecom, mediante una oferta pública de venta de acciones (OPV) con la que colocará en el mercado un 55% de su capital, un porcentaje por el que podría lograr unos 1.700 millones de euros.

La compañía prevé destinar estos fondos a continuar creciendo tanto en 'telecos' como en autopistas. En este último caso, la expansión será fundamentalmente internacional, para la que Estados Unidos y Australia se perfilan como principales mercados estratégicos.