Publicado: 08.05.2015 14:27 |Actualizado: 08.05.2015 14:27

Abertis se sube
a las torres para
otear el crecimiento

Cellnex amplía su OPV hasta el 66% en la recta final del periodo de suscripción ante la fuerte demanda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Instalaciones de Cellnex, la filial de telecomunicaciones de Abertis.

Instalaciones de Cellnex, la filial de telecomunicaciones de Abertis.

MADRID.- En vísperas de su estreno bursátil, el fuerte interés de los inversores institucionales ha llevado a Abertis a elevar el volumen de colocación de su rentable negocio de infraestructuras de telecomunicaciones con el que puede captar hasta 2.140 millones de euros.

Bajo la marca Cellnex, el grupo concesional ha agrupado su negocio tradicional de señal televisiva en España y la gestión de infraestructuras de telecomunicaciones que contará en breve con unas 12.000 torres de telefonía móvil.

Tras colocar en unas horas la oferta inicial, los ejecutivos de la empresa han recibido en los últimos días una gran respuesta de inversores internacionales interesados en los ingresos estables y elevados márgenes del negocio gracias a sus contratos de larga duración con las operadoras de telefonía móvil y empresas audiovisuales.

"La oferta se amplía para dar respuesta a una demanda claramente superior a las expectativas", dijo una fuente próxima a la colocación después de que se registrase el folleto que amplía la oferta inicial en casi un 10 por ciento.



El salto al parqué coincide con procesos similares puestos en marcha por operadoras en México e Italia. América Móvil quiere colocar en bolsa su filial de torres móviles Telesites mientras que Telecom Italia contempla colocar en junio el 40 por ciento de Inwit, filial que opera unas 11.500 torres móviles del grupo italiano.

La gestión externa de torres móviles es un modelo importado desde EEUU, donde el líder de mercado, American Tower Corporation, opera más de 87.000 torres y acumula una experiencia en este sector de 20 años.

La gestión externa de torres móviles es un modelo importado desde EEUU

Según el banco suizo UBS, en este sector, y particularmente en EEUU, se paga un precio medio de 225.000 dólares por torre y se obtiene un alquiler anual de 20.000 dólares, lo que, deduciendo los gastos operativos, permite lograr un retorno sobre la inversión del 4 por ciento. Pero este ratio se triplica con dos operadores por torre y llegará al 20 por ciento con tres operadores.

En EEUU, el 35 por ciento de las torres ya se comparten entre varias operadoras. En Europa, este ratio solo se sitúa en un 10 por ciento, lo que deja un amplio potencial de desarrollo para empresas como Cellnex o Inwit.

Para avanzar en este mercado, Cellnex anunció recientemente la compra de cerca de 7.400 torres de la operadora italiana Wind, lo que elevará su parque de torres a 12.000 una vez cerrada la operación. La adquisición permitirá que el Ebitda de Cellnex llegue a 270 millones de euros en 2016, según estimaciones de MainFirst Bank, frente a 178 millones en 2014.

Con una deuda cercana a los 1.000 millones de euros tras la compra de las torres de Wind, el ratio Ebitda/deuda no llegaría a cuatro veces, un apalancamiento bajo para un negocio con esta visibilidad.

Instalaciones de Cellnex, la filial de telecomunicaciones de Abertis.

Pero Abertis no solo apuesta por las sinergias que ofrece la gestión de las torres sino también por la creciente demanda de este tipo de infraestructuras. Según expertos, el tráfico de datos móviles está aumentando de forma exponencial, obligando a los operadores a mejorar cada vez más sus redes y la cobertura para evitar un colapso de datos.

Telefónica, el principal operador en España, estima que el tráfico de datos se habrá multiplicado por 11 entre 2013 y 2018. Pronto habrá cinco pantallas por usuario, dijo recientemente Miguel Gilpérez, el responsable de la división doméstica de Telefónica.

Ante este escenario, el compartir antenas es uno de los instrumentos más eficaces para contener los gastos en infraestructuras y explica por qué American Tower ya cuenta con 1,5 inquilinos por torre en México y con 2,4 en EEUU.

"Uno de los retos de Cellnex consiste en seguir el ejemplo de las compañías americanas y elevar el número de operadores por torre", dijo una fuente cercana a Abertis.

Catalizador para Abertis

La salida a bolsa de Cellnex debería ser un catalizador para la cotización en bolsa de Abertis, que tocó máximos históricos en enero aunque en los últimos tiempos se ha visto afectada por la decisión de uno de sus principales accionistas, CVC, de vender la mitad de su participación.

Además del riesgo de otra potencial desinversión, la cotización se ha visto penalizada por temas regulatorios relacionados con la autopista AP-7, por cuya gestión Abertis reclama unos 1.670 millones de euros al Estado español.

"El tamaño de la OPV de Cellnex plantea dudas sobre eventuales divergencias estratégicas entre los accionistas o sobre cierta cautela por el tema de las discusiones con el Gobierno sobre la interpretación de la cuenta de compensaciones", dijo el broker francés Alphaville.

No obstante, el atractivo de las acciones de Cellnex parece intacto. El viernes pasado, Cellnex cubrió en pocas horas la colocación de OPV, inicialmente 127,6 millones de acciones con una banda de precios no vinculante de entre 12 y 14 euros por acción Cellnex, la división de telecomunicaciones terrestres de Abertis , amplió el lunes su oferta pública de venta en la recta final de la salida a bolsa ante la fuerte demanda de los títulos

Cellnex contempla ahora colocar hasta 139 millones de acciones equivalentes a un 60 por ciento de su capital. Incluyendo el green-shoe (el tramo preservado para los bancos colocadores), la oferta ascendería a 152,9 millones de acciones, es decir el 66 por ciento del capital. La oferta inicial, presentada la semana pasada preveía un máximo del 60,5 por ciento del capital.

La banda de precios no vinculante se mantuvo entre 12 y 14 euros por acción, con lo que Abertis podría captar hasta 2.140 millones de euros en caso de deshacerse en la OPV del 66 por ciento de Cellnex.