Publicado: 09.10.2015 15:42 |Actualizado: 09.10.2015 17:29

Absueltos los huelguistas del 29-M para los que se pedían penas de cárcel

Los '4 de Poblenou' fueron detenidos por participar en un piquete en la jornada de huelga general

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2
Comentarios:
La manifestación en Barcelona de la huelga general del 29-M del 2012. EFE

La manifestación en Barcelona de la huelga general del 29-M del 2012. EFE

BARCELONA.- Los cuatro detenidos como consecuencia de las movilizaciones de la huelga general del 29 de marzo de 2012 (conocidos como los 4 de Poblenou), para los que tanto la fiscalía como la Generalitat de Catalunya pedían condenas de prisión, han sido absueltos de todos los cargos que se les imputaban, informa Marc Font. Les acusaban de haber cometido delitos contra el orden público, de haber provocado daños y haber puesto en riesgo la circulación.

Los Mossos d’Esquadra detuvieron a tres de ellos e identificaron al cuarto durante las cargas que realizaron contra centenares de personas que se habían organizado en los comités de huelga y recorrieron durante aquella jornada las calles del barrio del Poble Nou de Barcelona, ejerciendo de piquete.



El abogado defensor de los huelguistas, Andrés García Berrio, ha explicado a Público que el juez ha desmontado todas y cada una de los argumentos aportadas por las acusaciones. Ha señalado que aquel día, los participantes en el piquete pudieron mover durante su marcha cuatro o cinco contenedores contenedores, pero sin llegar a causar daños ni impedir la circulación. En todo momento, explica además, hubo dotaciones policiales delante y tras la marcha, que circularon sin mayor dificultad.

La movilización de aquel día, se reconoce, se enmarcó en el contexto de huelga general y, por lo tanto, no se puede considerar el movimiento de contenedores como un delito contra el orden público.

La sentencia también indica, según explica el abogado, que los detenidos lo fueron como responsables de hechos que se produjeron a considerable distancia de los Mossos d’Esquadra, por lo que resultaba poco verosímil la indentificación como tales.

La acusación tampoco ha podido aportar pruebas de posibles grabaciones con cámaras de seguridad de una sucursal de entidad bancaria, en la que se realizaron pintadas y en cuyas puertas se colocó silicona.

El movimiento vecinal, que se solidarizó con los huelguistas, impulsó iniciativas de apoyo y pidió que la Generalitat se retirara de la acusación, ha celebrado la sentencia absolutoria y que se haya puesto en valor de esta manera la defensa del derecho de manifestación.