Publicado: 27.11.2015 09:47 |Actualizado: 27.11.2015 19:39

Los especuladores buscan hacer negocio con la crisis de Abengoa

Las acciones del grupo andaluz suben más de un 15% después del descalabro en la bolsa de las últimas sesiones. La empresa reconoce que presentó el preconcurso de acreedores el pasado 25 de noviembre, el mismo día que estalló la crisis. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:
Campus Palmas Altas, sede de Abengoa en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal.

Campus Palmas Altas, sede de Abengoa en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal.

MADRID / SEVILLA. —Tras el descalabro bursátil de los últimos días de Abengoa, en los que perdió más del 70% de su valor, tras el anuncio del preconcurso de acreedores, las acciones del grupo sevillano de tecnología y energía renovables suben con fuerza al calor de las operaciones de los especuladores.

En su primer día fuera del selectivo IBEX-35, los títulos clase "B" de la compañía (los más líquidos) repuntan un 15%, con cierta recuperación, hasta llegar a los 0,292 euros por título. No obstante, todavía está un 68% por debajo del cierre del martes, es decir, antes de que de se anunciara el preconcurso de acreedores, después de que el grupo industrial vaso Gestamp renunciase a entrar como socio mayoritario en la empresa.  



Los analistas apuntan que la subida de las acciones del grupo sevillano responden, sobre todo, a movimientos especulativos que intentan sacar provecho de la crisis que atraviera la compañía.

El logo de Abengoa en la torre de la planta solar Solucar, en la localidad de Sanlucar la Mayor, cerca de Sevilla. REUTERS/Marcelo del Pozo

Desde Self Bank, Victora Torre señala que, en niveles tan bajos que han alcanzado los títilos de Abengoa, "hablamos casi de especulación", una situación que, a su juicio, se prolongará en el tiempo de "mucha volatilidad". También Carlos Fernández, de XTB, achaca a la "especulación" la subida, ya que es habitual que tras caídas tan pronunciadas se busquen "rebotes puntuales".

De otro lado, Abengoa ha invitado a los tenedores de bonos de distintas emisiones realizadas por la compañía con un valor conjunto de 4.437 millones de euros a organizarse en un comité con el objeto de facilitar una solución más eficiente en el actual proceso de preconcurso de la empresa. La compañía realiza esta invitación en una notificación remitida a los bonistas internacionales de once emisiones distintas realizadas en dólares y euros. El valor de las emisiones, de las que cuatro se nominan en dólares, oscila entre los 250 millones de euros y los 650 millones de dólares, y los vencimientos van de 2016 para unos bonos al 8,5% a 2021 para otros al 6%.

S&P rebaja en cinco escalones la nota de Abengoa

Por su parte,  la agencia de calificación Standard & Poor's (S&P) ha rebajado en cinco escalones la calificación crediticia de Abengoa, desde B+ hasta el grado de "calidad muy pobre" de CCC- tras declararse el grupo en preconcurso de acreedores. Además, la agencia de calificación ha situado la calificación del grupo de ingeniería y energías renovables en perspectiva negativa ante su opinión de que existe una alta probabilidad de una reestructuración o suspensión de pagos en los próximos seis meses.

Así, S&P sigue los pasos de las otras dos grandes agencias de calificación, Fitch y Moody's, que revisaron a la baja la nota del grupo tras anunciar que se declaraba en preconcurso de acreedores tras la decisión de Gestamp de no invertir en la empresa. Este jueves, Moody's rebajó en dos escalones el rating de Abengoa, pasando de B3 (tercera nota dentro de la 'calidad pobre') a Caa2 (segunda nota dentro de la calidad muy pobre), y situó en negativa la perspectiva crediticia de la empresa.

Por su parte, Fitch anunció el miércoles una rebaja del rating de la deuda a largo plazo del grupo andaluz desde B a CC, dentro del grado de alto riesgo, al considerar que su deuda está en 'situación cercana a la insolvencia'.

Abengoa presentó el preconcurso el 25 de noviembre

Además, este viernes se ha conocido que Abengoa presentó el preconcursó de acreedores el pasado miércoles, 25 de noviembre, el mismo que anunció que Gonvarri Corporación Financiera, filial del grupo Gestamp, había roto el acuerdo para adquirir el 28% de su capital, con una inyección de 350 millones, al considerar no cumplidas las condiciones a las que estaba sujeto dicho acuerdo. Ese mismo día, la empresa sevillana notificó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que solicitaría "a la mayor brevedad" el preconcurso de acreedores, que ha recaído en el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla.

Fuentes judiciales avisan de que el Juzgado de lo Mercantil de Sevilla se encuentra en la actualidad "muy congestionado"

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ha señalado , en un comunicado de prensa, que el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla ha recibido en la mañana de este viernes la comunicación por parte de Abengoa S.A. y 25 sociedades de su grupo de solicitud de preconcurso, todo ello después de que dicha petición entrara en el Decanato de Sevilla el pasado miércoles.

El preconcurso ha recaído en el Juzgado que dirige el juez Miguel Ángel Navarro. Según fuentes judiciales, este órgano judicial, al igual que ocurre con el Mercantil 1, se encuentra en la actualidad "muy congestionado" en cuanto al número de asuntos que tramita.Entre ambos juzgados tienen pendientes de señalar unos 3.000 asuntos, destacando que el volumen de entrada de asuntos supera en un 300 por ciento el módulo establecido por magistrado y año por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El preconcurso de acreedores es una posibilidad que contempla la Ley Concursal por la que permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.

Con el procedimiento de preconcurso, la compañía sevillana tratará de sortear el que sería el mayor concurso de la historia de España, por delante del de Martinsa Fadesa, que a cierre de 2014 presentaba un agujero patrimonial de 4.603 millones de euros.

Abengoa, por su parte, cifra en 8.903 millones de euros su deuda total bruta consolidada, cuyo coste medio es del 7 por ciento. De esta cifra, la mayor partida es deuda corporativa, por un importe de 5.828 millones a un coste medio del 7,6 por ciento. El pasivo total del grupo a cierre del tercer trimestre ascendía a más de 24.700 millones de euros.