Diario Público
Diario Público

El mayor consumo en el verano hace que el ahorro de los hogares baje a su peor cifra desde 1999

Desciende al 1,8% de su renta disponible, un punto menos que en el mismo periodo de 2015, mientras que los gastos aumentaron un 2,6%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Varias personas con las bolsas de sus compras en el centro de la localidad malagueña de Ronda. REUTERS

Varias personas con las bolsas de sus compras en el centro de la localidad malagueña de Ronda. REUTERS

MADRID.- El mayor consumo durante el verano hizo que la tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin ánimo de lucro bajase al 1,8% de su renta disponible en el tercer trimestre de este año, un punto menos que en el mismo periodo de 2015, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta es la peor tasa de un tercer trimestre de toda la serie histórica que comienza en 1999.

Los hogares aumentaron su renta disponible un 1,5% en el tercer trimestre, hasta 162.843 millones de euros, pero su gasto en consumo aumentó un 2,6% más que entre julio y septiembre de 2015, hasta los 159.424 millones de euros. De este modo, sólo ahorraron 2.859 millones en el tercer trimestre, por debajo de los 4.423 millones de euros que ahorraron en el mismo periodo de 2015.

El aumento de la renta disponible de las familias españolas fue resultado de un mayor saldo de sus rentas primarias (+2,7%) y del incremento en un 3,2% de la remuneración percibida por los asalariados. También contribuyeron el repunte de las prestaciones sociales recibidas (+2%) y las transferencias corrientes percibidas, que se multiplicaron por más de dos, desde 157 a 330 millones de euros.

Por el contrario, los hogares españoles y las instituciones sin fines de lucro a su servicio recibieron un 6% menos en rentas de la propiedad y pagaron un 7,5% más en impuestos corrientes y un 4,4% más en cotizaciones sociales.

Los analistas esperan que en 2017 se produzca "un enfriamiento relativo del consumo que pueda favorecer algo una evolución al alza de la tasa de ahorro"

Para los analistas, la evolución del ahorro está marcada por factores coyunturales, entre los que destacan el tirón del consumo a costa de mermar el ahorro, que ha descendido un 35 % en este trimestre. En este sentido, el catedrático de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, Joaquín Maudos, ha considerado que es la recuperación del consumo y el optimismo del consumidor lo que explica la caída de la tasa de ahorro.

Para el Catedrático de Economía de CUNEF y director de Estudios Financieros de Funcas, Santiago Carbó, también han tenido un impacto los niveles de desempleo, que aún son elevados, y la moderación salarial, al tiempo que "la propia salida de la crisis implica dedicar más parte de la renta a devolver deuda y atender gastos que anteriormente estaban cubiertos por más salario o más salarios en el hogar".

A medida que la recuperación se consolide, la tasa de ahorro recuperará algo del terreno perdido, según Carbó, ya que, aunque las tasas actuales se mantendrán durante un tiempo, sí que espera para el próximo año "un enfriamiento relativo del consumo que pueda favorecer algo una evolución al alza de la tasa de ahorro".

Frente a las tasas de ahorro de los hogares en 2010, cuando en plena crisis se incrementó como medio de precaución, ésta fue decreciendo hasta fluctuar en los últimos tres años en torno al 8,5% y 9%, por lo que "la previsión es que oscile en torno a esos valores", ha previsto Maudos. Asimismo ha asegurado que "si la recuperación económica se consolida (la previsión es que el PIB crezca en 2017 en torno al 2,4%), eso es compatible con mantener la tasa de ahorro".

La inversión crece un 16%

El ahorro generado por los hogares e instituciones sin fines de lucro, unido a un saldo negativo de 363 millones de euros de transferencias de capital, fue insuficiente para financiar su flujo de inversión, que creció un 16,1%, hasta los 9.663 millones de euros.

De esta manera, el sector presentó una necesidad de financiación de 7.167 millones de euros en el tercer trimestre, superior en 3.481 millones a la del mismo periodo de 2015.

Entre julio y septiembre la economía española registró una capacidad de financiación de 7.569 millones de euros, el 2,8% del PIB, superando en 440 millones la estimada para el tercer trimestre de 2015, que fue de 7.129 millones de euros, el 2,7% del PIB.

En los últimos cuatro trimestres, la tasa de ahorro de los hogares españoles e instituciones sin fines de lucro se situó en el 8,2% de su renta disponible, tres décimas menos que en el segundo trimestre de este año.

Capacidad de financiación de las AAPP

Por su parte, las Administraciones Públicas registraron en el tercer trimestre una capacidad de financiación de 2.478 millones de euros, frente a la necesidad de financiación de 1.584 millones de euros que mostraron en el mismo periodo de 2015. Es la primera vez desde el tercer trimestre de 2007 en que las Administraciones Públicas experimentan capacidad de financiación.

Las Administraciones Públicas muestran capacidad de financiación por primera vez desde el tercer trimestre de 2007

Esta evolución se produjo tras aumentar la renta disponible del sector en un 5,6% y pese a elevar su gasto en consumo un 2,3% en tasa interanual. La mayor renta disponible de las Administraciones Públicas se debe a la mayor recaudación impositiva y por cotizaciones sociales y al descenso de las rentas de propiedad pagadas. Todo ello provocó que el sector registrara un ahorro bruto de 7.858 millones de euros en el tercer trimestre.

Este resultado, unido a un saldo neto de transferencias de capital recibidas de 259 millones de euros y a unas inversiones por valor de 5.639 millones de euros (-28,5%), llevaron a las Administraciones Públicas a registrar una capacidad de financiación de 2.478 millones entre julio y septiembre.

Sociedades no financieras

Por lo que respecta a las sociedades no financieras, su renta disponible avanzó en el tercer trimestre un 6,8%, hasta los 45.871 millones de euros, como consecuencia del repunte en un 5,5% del saldo de rentas primarias del sector.

Este incremento se debe a que el excedente de explotación bruto de las sociedades no financieras creció un 4,1% respecto al tercer trimestre de 2015 y al descenso en un 4,4% de lo que pagaron en concepto de rentas de la propiedad (dividendos, intereses, etc.).

Al mismo tiempo, el importe pagado por las sociedades no financieras en Impuesto de Sociedades aumentó un 0,3%, mientras que la cuantía de las prestaciones sociales pagadas a sus trabajadores bajó un 10,4%.

La renta disponible, junto con el saldo positivo de 776 millones en transferencias de capital recibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversión del sector (38.705 millones de euros, un 12,2% más) y obtener una capacidad de financiación de 7.942 millones de euros, inferior en 1.385 millones a la capacidad de financiación que generaron en el tercer trimestre del año pasado.

Finalmente, las instituciones financieras presentaron una capacidad de financiación de 4.316 millones de euros entre julio y septiembre, por encima de los 3.072 millones del tercer trimestre de 2015. Este repunte de la capacidad de financiación de las instituciones financieras fue consecuencia de su mayor renta disponible (+5,6%); al mayor saldo de rentas de la propiedad percibidas (+56%), y al incremento de las cotizaciones sociales recibidas (+26,3%).

Por contra, el excedente bruto de explotación de las instituciones financieras bajó un 5,3% respecto al tercer trimestre de 2015, la cuantía que pagaron en Impuesto sobre Sociedades se incrementó un 27,5% y el de las prestaciones sociales pagadas subió un 14%.

Pese a ello, pudieron financiar su inversión, que ascendió a 779 millones en el tercer trimestre, por lo que generaron una capacidad de financiación de 4.316 millones de euros.