Publicado: 12.03.2016 12:10 |Actualizado: 14.03.2016 17:37

Àlvarez cree que su elección "tenderá puentes" entre España y Catalunya 

"El sindicato ha dado un paso extraordinariamente positivo para que este país se entienda", afirma, aunque no cree que este tema sea prioritario para UGT

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
El nuevo secretario general de UGT, Josep María Álvarez (i), saluda a su antecesor en el cargo, Cándido Méndez (d), durante la clausura del 42 Congreso Confederal del sindicato. Álvarez ha sido elegido esta madrugada nuevo secretario general de la organiz

El nuevo secretario general de UGT, Josep María Álvarez (i), saluda a su antecesor en el cargo, Cándido Méndez (d), durante la clausura del 42 Congreso Confederal del sindicato. EFE/Fernando Villar

El nuevo secretario general de UGT, Josep Maria Àlvarez, ha considerado hoy que con su elección "el sindicato ha dado un paso extraordinariamente positivo para que este país se entienda" y ha precisado que quiere aprovechar el liderazgo para que España y Catalunya tiendan "puentes".

No obstante y en declaraciones a los medios antes del acto de clausura del 42 Congreso Confederal, Álvarez ha asegurado que el tema de Catalunya no es prioritario para el sindicato, ya que lo importante es hablar y responder a las necesidades de los trabajadores.

Álvarez ha descartado fracturas en el seno de UGT y ha insistido en que hay que encontrar "un encaje de Cataluña, España y otros pueblos que quieran".



El líder sindical también ha pedido a los políticos que "no enreden" y que "den la cara" por los problemas de la gente y ha avanzado que con él al frente del sindicato habrá "muchos cambios".

Álvarez, que ha confesado sentirse "un poco abrumado" por la responsabilidad, ha insistido en que lo que ahora toca es hablar de lo que piden los trabajadores, de los contratos en precario y de la falta de políticas sociales.

El nuevo líder ha considerado que ahora la Ejecutiva es más dinámica, más actual y una dirección, en definitiva, una dirección más pegada a la realidad.

"Esta secretaría general no durará, obviamente, lo que la anterior, tiene un límite de tres mandatos", ha dicho.

En clave política, ha insistido en que España necesita un Gobierno y se ha dirigido a los parlamentarios para que "no enreden" y den soluciones a los problemas de la gente.