Publicado: 04.05.2015 12:45 |Actualizado: 04.05.2015 12:55

Amancio Ortega gana 480 millones de euros en un sólo día gracias al dividendo de Inditex

Es la mitad de lo que se embolsará en todo 2015, unos 961 millones de euros. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 3
Comentarios:
El fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega.

El fundador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega.

MADRID.- El fundador y máximo accionista de Inditex, Amancio Ortega, se ha embolsado este lunes 480,5 millones de euros por la primera retribución del año que abonará Inditex a sus accionistas, lo que supone la mitad de lo que cobrará en 2015 en dividendos de la firma gallega.

En concreto, el empresario ingresará este año 961 millones de euros en concepto de dividendos de la compañía, frente a los 894,4 millones de euros que percibió por el mismo concepto en el ejercicio 2014.



Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación del 59% de las acciones

El consejo de administración de Inditex propondrá a la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo mes de julio, el pago de un dividendo de 0,52 euros por acción, un 7,5% superior al del año anterior.

De esta cantidad, la compañía paga este lunes 0,26 euros por acción en concepto de dividendo a cuenta, mientras que el 3 de noviembre de 2015 repartirá otros 0,26 euros por acción en concepto tanto de dividendo complementario como extraordinario.

Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación del 59,294% a través de las sociedades Gartler y Partler. En total, posee un paquete de 1.848 millones de acciones de la compañía.

Plan para los trabajadores

En la presentación de resultados anuales, Inditex anunció un plan extraordinario de participación de los trabajadores en el crecimiento de los beneficios del grupo para los próximos dos años, 2015-2016, dirigido a un colectivo de unas 70.000 personas en 54 mercados.

En concreto, en atención al desarrollo de la compañía en los últimos años, el gigante textil acordó dicho plan dirigido a todos los trabajadores de tiendas, fabricación, logística, cadenas y filiales de todo el mundo, con más de dos años de antigüedad.

Entre todos ellos, el grupo repartirá el 10% del incremento del beneficio neto atribuido a la sociedad dominante del grupo respecto al año anterior hasta un máximo del 2% del beneficio total.

El plan tiene un alcance de dos años. La primera parte se cobrará en 2016 teniendo en cuenta el incremento del beneficio neto del grupo en 2015 respecto al año anterior, mientras que la segunda parte se ejecutará en 2017, siguiendo el mismo modelo. El devengo del plan se producirá en los ejercicios 2015 y 2016.

Inditex registró un beneficio neto de 2.501 millones de euros en su año fiscal 2014-2015 (del 1 de febrero de 2014 al 31 de enero de 2015), lo que supone un incremento del 5% respecto al ejercicio anterior.