Publicado: 22.10.2015 12:34 |Actualizado: 22.10.2015 16:27

Dos años de prisión para la cúpula
de Novacaixagalicia por los 54 millones que se fundieron en sus prejubilaciones

Las cantidades fueron sufragadas con dinero público. El excopresidente Julio Fernández Gayoso se llevó 18,9 millones. Tres de los condenados tendrán que devolver 14 millones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El expresidente de Novagalicia Banco Julio Fernández Gayoso. EFE

El expresidente de Novagalicia Banco Julio Fernández Gayoso. EFE

MADRID.- La Audiencia Nacional ha condenado a dos años de prisión a la cúpula de Novacaixagalicia (NCG), entre ellos su ex copresidente Julio Fernández Gayoso, por el cobro indebido de 18,9 millones de euros en prejubilaciones

Además de Gayoso, han sido condenados los exdirectivos José Luis Pego, Óscar Rodríguez Estrada y Gregorio Gorriarán y el abogado Ricardo Pradas por el cobro indebido de prejubilaciones millonarias. Además, tres de ellos -Pego, Gorriarán y Rodríguez Estrada- tendrán que devolver casi 14 millones de euros, correspondientes a las cantidades que se les abonaron indebidamente.

La pena de prisión impuesta no alcanza los cinco años de cárcel, por lo que, de recurrirse la condena, los exdirectivos podrían solicitar una suspensión de la pena que les evitaría, por el momento, el ingreso en prisión.




Según explican los magistrados, NCG valía 181 millones de euros pero tuvo que provisionar 29,9 millones y abonar otros 24 como consecuencia de los nuevos contratos de alta dirección que se adjudicaron los condenados.

La sentencia les impone el pago de una multa de diez meses con una cuota diaria de 250 euros

Una cantidad que, en realidad, fue sufragada por el fondo de rescate español, el FROB, "organismo público que posibilitó" que la entidad subsistiera gracias al dinero público inyectado", que ascendió a 1.162 millones de euros.

La sentencia, que es recurrible, les impone también el pago de una multa de diez meses con una cuota diaria de 250 euros y a una inhabilitación especial durante el tiempo que dure la condena para el empleo que desempeñaban cuando perpetraron estos delitos.