Público
Público

La Audiencia Nacional confirma que Rato se sentará en el banquillo por Bankia

Considera que existen indicios de que conocía "las presuntas falsedades" en las cuentas empleadas para la salida a bolsa de la entidad, que hubo de ser rescatada con dinero público.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

El entonces presidente de Bankia, Rodrigo Rato, levanza el pulgar el día de la salida a bolsa de la entidad financiera, el 20 de julio de 2011. AFP/Pierre-Philippe Marcou

La Audiencia Nacional ha confirmado este jueves el procesamiento del expresidente de Bankia Rodrigo Rato al entender que como miembro del Consejo de Administración del grupo financiero existen indicios de que conocía "las presuntas falsedades" en las cuentas empleadas para la salida a bolsa de la entidad en 2011.

El exministro de Economía del PP y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional afronta una petición fiscal de cinco años de cárcel por presunta estafa a los inversiones, a los que "se ocultó" que el negocio ordinario de Bankia y el parabancario, heredado de las cajas, no era viable en un entorno de crisis sin recibir ayudas.

En la misma línea, la sección tercera de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional confirma el procesamiento de José Manuel Fernández Norniella, ex consejero de Bankia. La Sala desestima su recurso al entender que tanto los administradores como los directivos tenían capacidad y experiencia para interpretar los posibles deterioros de la entidad, como exponen los peritos judiciales en sus informes.

Fernández Norniella fue secretario de Estado de Hacienda con el PP y afronta una pena de la Fiscalía Anticorrupción de 3 años de cárcel.

Ambos forman parte de las 31 personas físicas y jurídicas procesadas por el juez Fernando Andreu, que en su auto señalaba a los exresponsables de la entidad por falsear las cuentas e incluir tales datos en el folleto informativo de la salida a bolsa, que se produjo en julio de 2011.

La Fiscalía Anticorrupción, que sólo dirige su acusación contra cuatro de ellos, solicita para el exministro cinco años de cárcel por presunta estafa a los inversores, a los que "se ocultó" que el negocio ordinario bancario y parabancario de Bankia, heredado de las cajas, no era viable en un entorno de crisis sin recibir ayudas.