Público
Público

Autopistas de peaje El PP acepta no prorrogar las concesiones de autopistas que venzan entre 2018 y 2021

Apoya en el Congreso "mantener en el sector público las nueve autopistas quebradas" que serán gestionadas por el Estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Rafael Hernando, en el Congreso. / EP

El PP ha expresado este martes en el Congreso su apoyo a no prorrogar en un principio las concesiones de las autopistas de peaje que vencen entre 2018 y 2021 y a mantener en el sector público las nueve autopistas quebradas cuya gestión empezará a asumir el Estado.

Así figura en la enmienda presentada por los populares a la proposición no de ley de Unidos Podemos que se debate este martes en el Pleno de la Cámara Baja, y con la que el grupo parlamentario reclama recuperar la gestión pública de estas infraestructuras. Finalmente el Pleno del Congreso ha aprobado la PNL en la que exige al Gobierno renunciar "de forma explícita" a volver a privatizar las nueve autopistas quebradas y rescatadas y paralizar los procedimientos de licitación ya iniciados.

Concretamente, la iniciativa se refiere a la R-2 entre Madrid y Guadalajara, la R-3 entre Madrid y Agranda, la R-4 entre Madrid y Ocaña, la R-5 entre Madrid y Navalcarnero, el Eje Aeropuerto M-12, la circunvalación de Alicante y las autopistas AP-41 Madrid-Toledo, Ocaña-La Roda AP-36 y Cartagena-Vera de la AP-7.

Los populares hanexpresado su conformidad, tal y como propone Unidos Podemos, a "mantener en el sector público las nueve autopistas quebradas", y piden adoptar "medidas para minimizar el impacto y la afección que la situación de las autopistas en concurso pueden producir sobre los ciudadanos". También piden garantizar la "disponibilidad" de estas infraestructuras "para quienes deseen utilizarlas y evitando que situaciones similares puedan llegar a producirse en el futuro". Sí excluyen de su enmienda la exigencia al Gobierno de renunciar "de forma explícita a volver a privatizarlas" que sí recoge en su iniciativa Unidos Podemos.

Por otro lado, el PP apoya no ampliar los períodos de ninguna concesión de las actuales autopistas de peaje a medida que vayan alcanzando el final del período concesional en los últimos años, aunque tampoco reclaman, como aboga Unidos Podemos, que se haga "de forma directa por el sector público".

El portavoz del PP en la Cámara Baja, Rafael Hernando, ha abogado por que estas infraestructuras "amortizadas por el pago del peaje reviertan al Estado" y sea el Gobierno el que "decida cómo va a implementar una nueva fórmula para su mantenimiento".

En la relación de autopistas el PP no incluye, como recoge la propuesta de Unidos Podemos, el tramo de la AP-6 entre Villalba y Adanero, precisamente la vía en la que una nevada acabó provocando que cientos de vehículos quedaran atrapados durante la noche del Día de Reyes. Sí que incluyen la AP-1 entre Burgos y Armiñán, la AP-7 entre Tarragona y Valencia, la AP-7 entre Valencia y Alicante, la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, la AP-7 entre Montmeló y La Jonquera, la AP-7 entre Barcelona y Tarragona, la AP-7 entre Montmeló y El Papiol, y la AP-2 entre Zaragoza y Mediterráneo.

El Congreso exige no privatizar las autopistas de peaje

La iniciativa, llevada al Pleno por Unidos Podemos y pactada con ERC, ha sido respaldada por toda la Cámara Baja a excepción del PP, que ha optado por abstenerse y por Foro Asturias, cuyo único diputado ha sido la única formación en votar en contra.

El texto aprobado por la Cámara Baja exige no ampliar los períodos de ninguna concesión de las actuales autopistas de peaje que vayan finalizando su contrato de explotación, con el fin de que ésta se realice "de forma directa por el sector público".

Así, recuerdan que entre 2018 y 2021 concluyen 9 tramos de autopistas de peaje que, en conjunto, suman más de 1.000 kilómetros: la AP-6 entre Villalba y Adanero, la AP-1 entre Burgos y Armiñán, la AP-7 entre Tarragona y Valencia, entre Valencia y Alicante, entre Montmeló y La Jonquera y El Papiol, y entre Barcelona y Tarragona, la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, y la AP-2 entre Zaragoza y Mediterráneo.

Por último, en virtud del acuerdo con la formación independentista catalana, el texto aprobado incluye un punto para exigir que no se amplíe "en ningún caso" las tarifas y precios en determinados tramos hasta que finalice su concesión. Concretamente, la AP-6 entre Villalba y Adanero, la AP-1 entre Burgos y Armiñán, la AP-7 entre Tarragona y Valencia, entre Valencia y Alicante, y entre Tarragona y La Jonquera, la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, y la AP-2 entre Zaragoza y Mediterráneo