Publicado: 25.09.2016 18:55 |Actualizado: 25.09.2016 18:55

Las autopistas quebradas R-3 y R-5 de Madrid cerrarán al tráfico el sábado si el juez no lo impide

Un Juzgado de lo Mercantil decide si acepta la propuesta de Fomento de aplazar el rescate de estas vías al año que viene

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Indicador kilométrico en la autopista radial R-3 de Madrid. REUTERS

Indicador kilométrico en la autopista radial R-3 de Madrid. REUTERS

MADRID.- Las autopistas radiales de Madrid R-3 y R-5, actualmente en liquidación, cerrarán al tráfico el próximo sábado 1 de octubre, en caso de que el juez titular del Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid no acepte la propuesta realizada por el Ministerio de Fomento, que plantea aplazar el 'rescate' de las autopistas al próximo año.

El eventual cierre de las vías se produciría justo cuando registran una recuperación en su volumen de tráfico. Unos 10.500 vehículos circulan cada día por la R-3 Madrid-Arganda, un 5,6% más que el año pasado, mientras que la R-5 Madrid-Navalcarnero tiene unos 7.300 usuarios (+9,8%).



Se trata de dos de las ocho autopistas de peaje que se vieron abocadas a la quiebra durante la crisis y ahora se asoman a la liquidación, tras no prosperar el plan de rescate que Fomento planteó en 2014 para estas vías, que soportan una deuda de 3.400 millones de euros.

En el caso de las dos radiales, llegaron a la fase de liquidación el pasado mes de mayo y el juez encargado de su proceso concursal dictó una liquidación "sin efectos suspensivos". Así, "ordenó" a su concesionaria (una empresa participada por Abertis, Sacyr y ACS) "el cese de la actividad a partir del 1 de octubre de 2016".

Fomento recurrió esta decisión ante la Audiencia Provincial pero, ante la ausencia de respuesta de esta instancia judicial y la inminencia de la fecha de cierre, el Ministerio emprendió recientemente una negociación con la administración concursal de las autopistas para evitar 'in extremis' su clausura.

En el marco de esta negociación, el Ministerio ha presentado una carta en la que se compromete a hacerse cargo de las dos vías de pago. No obstante, solicita un plazo de nueve meses para asumirlas, argumentando la necesidad de garantizar "un traspaso ordenado y correcto", según informaron a Europa Press en fuentes conocedoras de las negociaciones.

La administración concursal de la concesionaria de las autopistas ha incluido la propuesta de Fomento, que aplaza el rescate al verano de 2017, en el plan de liquidación que presentará este lunes al juez.

A partir de entonces, el magistrado titular del Mercantil 6 de Madrid decidirá si acepta el planteamiento del Ministerio o bien mantiene su disposición inicial del cierre de la autopista.

Sentar precedente

Si finalmente se atiende a la petición de Fomento, las dos radiales de Madrid correrán la misma suerte que el túnel bajo los Pirineos que une España y Francia por AVE, que la pasada semana fue asumido por los dos Estados al quebrar la empresa de ACS e Eiffage que lo construyó y lo explotaba.

El compromiso del Ministerio puede además sentar un precedente para las otras autopistas quebradas, especialmente las otras dos también en liquidación.

La negociación sobre la R-3 y la R-5 no ha entrado sobre la responsabilidad patrimonial de la Administración (RPA) ante la actual concesionaria de la autopista, que puede suponer una factura de cientos de millones de euros al Estado. Según apuntaron dichas fuentes, este asunto debe ser objeto de otra negociación.