Publicado: 07.09.2015 19:29 |Actualizado: 07.09.2015 19:30

El Ayuntamiento y el grupo chino Wanda mantienen su pulso por la fachada del Edificio España

Mientras el grupo chino asegura que mantenerla es algo "inasumible" y que su derribo es "legal", el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid dice que -según el contrato que firmó la empresa- la parte frontal del edificio debe mantenerse.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fachada del Edificio España. EUROPA PRESS

Fachada del Edificio España. EUROPA PRESS

MADRID.- El grupo Wanda, propietario del Edificio España en Madrid, ha insistido este lunes en un comunicado que el "desmontaje y reconstrucción" de la fachada es "legal" y la "opción más segura para la rehabilitación" del inmueble. Unas declaraciones que no comparte el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, José Manuel Calvo, que ha afirmado que "no procede en ningún caso la demolición del Edificio España porque el mantenimiento de la fachada es perfectamente viable técnica y económicamente".



Así, continua el pulso por decidir que se hace finalmente en el céntrico edificio de la capital. Un desacuerdo que Calvo no termina de comprender, ya que según ha declarado, cuando el grupo Wanda compró el edificio sabía -porque así lo indicaban los condicionantes- que debía mantener la fachada. Además ha añadido que el inmueble está protegido "en sus dos fachadas laterales y en la principal".

El grupo chino ha asegurado que mantener la fachada es algo "inasumible" en un edificio de estas dimensiones en pleno centro de Madrid, "más aún cuando existe una alternativa contemplada por la normativa que lo hace posible y que asegura no sólo el mantenimiento de la fachada sino su recuperación total y a largo plazo".

Calvo está respaldado por dos informes independientes, elaborados por los arquitectos Ricardo Aroca y Hugo Corres, ambos presentes en la rueda de prensa ofrecida para avanzar la respuesta que el Ayuntamiento dará al grupo chino Wanda ante la consulta urbanística presentada hace algo más de mes y medio, que planteaba la demolición de la fachada.

Sin embargo, Wanda está dispuesto a estudiar los informes independientes presentados por el Ayuntamiento y "a mantener, como hasta ahora, un diálogo abierto y transparente a todos los niveles, poniendo siempre la seguridad y la legalidad por encima de todo". Todo ello de manera "que se respeten los legítimos derechos de grupo Wanda como propietario del inmueble para llevar a cabo la reestructuración general del edificio y la recuperación de sus usos".