Público
Público

Azora espera captar 500 millones con su salida al bolsa el 11 de mayo

La firma colocará en el mercado alrededor del 50% del capital resultante de una ampliación, e invertirá los  fondos en activos inmobiliarios turísticos, residenciales y comerciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un panel con información de la evolución del Ibex 35, el principal indicador de la Bolsa española. EFE/Fernando Alvarado

La gestora inmobiliaria Azora registró el miércoles el folleto para salir a la bolsa española el próximo 11 de mayo mediante una ampliación de capital de hasta 500 millones de euros, unos recursos que empleará para fortalecer el balance y financiar las oportunidades de inversión que tiene en el radar.

La operación se estructurará con una oferta pública de suscripción (OPS) de 47,25 millones de acciones íntegramente dirigidas a inversores institucionales( si bien reserva parte de estos títulos para el consejo, el equipo gestor y empleados) a un precio unitario de 9,62 euros, ampliable en otros 4,72 millones de títulos si se ejerce una opción de sobreasignación o greenshoe concedida a Goldman Sachs.

Además del banco de inversión estadounidense, la otra entidad que coordinará la prospección de demanda es UBS. El precio definitivo se fijará el miércoles 9 de mayo.

El volumen de la colocación de Azora Altus parece situarse por debajo de las expectativas iniciales. Según publicó a mediados de mes IFR, un servicio de información de Thomson Reuters, la empresa apuntaba a entre 700 y 800 millones de euros en la fase de pre-marketing.

"Con esta ampliación de capital, Azora contará con capital permanente para invertir en sus principales áreas estratégicas, de manera individual y en paralelo a capital de otros inversores", destacó en una nota de prensa.

"El objetivo de Azora es obtener retornos de al menos entre 10% a 13% de rentabilidad anual a través de estas inversiones", añadió.

En cuanto a la política futura de dividendos, Azora dijo que su objetivo es pagar al menos la mitad de los fondos que obtenga de sus operaciones (FFO según sus siglas inglesas) cuando se estabilice su resultado operativo, algo que no espera hasta 2022.

Accionariado

Los dos inversores que se reparten actualmente el capital de la gestora, Fernando Gumuzio a través de Hermanos Bécquer y Concha Osácar a través de la sociedad Baztán, suscribirán en conjunto unos 18 millones de euros de la ampliación.

Sus participaciones quedarán así diluidas a 18,34% y el 16,56%, respectivamente, si se ejercita el greenshoe.

Ninguno de los dos podrá vender títulos de Azora, que cotizará con el código AZR, en un periodo de casi un año (360 días) tras la salida a bolsa.

En la operación, entrará como accionista el grupo mexicano Canepa, ya presente en Hispania, una socimi gestionada por Azora que capitaliza casi 2.000 millones de euros y es actualmente objeto de una opa del fondo estadounidense Blackstone.

Canepa, directamente (8,75%) y a través del vehículo Tamerlane (7,45%), podría alcanzar hasta el 16,2% de Azora, mientras que altos directivos tomarían hasta el 1,38%, flotando en el mercado el 47% restante.

En la actual cartera de clientes de Azora como gestora de inversiones inmobiliarias, además de Hispania, figuran grandes fondos y patrimonios como George Soros, ex accionista de la socimi, Fidelity, Cohen & Steers, Goldman Sachs, CBRE Global Investors, Axa Investment Management, Paulson & Co y Bank of Montreal.

Azora tuvo unos ingresos de 77,6 millones de euros y un ebitda de 37,4 millones en 2017 y gestionaba al cierre del año pasado activos por un valor superior a los 4.400 millones de euros a través de ocho vehículos de inversión.

Para 2022, su previsión es doblar la base de activos hasta los 8.000 millones de euros, incorporando principalmente alojamientos turísticos, residenciales y comerciales.

Azora será así la segunda compañía, después de Metrovacesa, que salga a Bolsa este año, un ejercicio en el que el sector inmobiliario seguirá teniendo un claro protagonismo en el parqué tras los estrenos en 2017 de Neinor Homes y Aedas Homes.

La semana pasada, el consejero delegado de la socimi residencial Testa dijo que ya estaban preparando su salto al parqué. En lo que va de año, numerosas socimis han anunciado similares intenciones, como Haya, Témpore y Galil.