Público
Público

Banca Caixabank aumenta su participación en portugués BPI al 84,52% tras la opa

La entidad catalana se hace con el control de la lusa BPI tras adquirir 568 millones de acciones, representativas de un 39% de su capital social, por 644,5 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una mujer pasa junto a una oficina del banco BPI en Lisboa. AFP / Patricia de Melo Moreira

Caixabank ha aumentado al 84,52%, desde el 45,16%, su participación en el BPI tras completar una opa por las acciones que no tiene en el banco portugués.  La entidad se hace con el control del banco luso tras adquirir 568 millones de acciones, representativas de un 39% de su capital social, por 644,5 millones de euros.

La oferta (a un precio de 1,134 euros por acción y abierta entre el 17 de enero y el 7 de febrero) había pasado de voluntaria a obligatoria tras levantarse el año pasado las restricciones en los estatutos del banco luso que impedían a la entidad catalana ejercer todo su peso en el accionariado.

La opa se había encontrado en un principio con la oposición de la inversora angoleña Isabel dos Santos, hija del presidente de Angola, que tenía alrededor de un 20 por ciento de BPI. Caixabank venció esta resistencia entregando a Dos Santos el control del banco angoleño BFA, lo que a su vez permitía a BPI cumplir los requisitos del Banco Central Europeo sobre su arriesgada exposición a la economía de Angola.

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar (2d), junto al director general para el proyecto BPI, Pablo Forero (d); el presidente de la Comisión Ejecutiva del Banco Portugués de Inversiones (BPI), Fernando Ullrich (i), y el presidente del Banco, Artur Santos Silva (2i), en la rueda de prensa que han ofrecido esta tarde en Lisboa para presentar los resultados de la oferta pública de adquisición (opa) sobre el banco luso. EFE/Tiago Petinga

El consejo de administración de BPI ya dijo en septiembre que espera que el banco español reduzca la plantilla de la entidad portuguesa en unos 900 empleados.

Caixabank prevé unas sinergias de costes por la operación de hasta 84 millones de euros a partir del tercer año, mientras que ha cifrado los costes de reestructuración en unos 250 millones de euros.

Con unos activos valorados en cerca de 38.300 millones de euros al cierre de 2016, el BPI es el quinto mayor banco luso, por detrás de la estatal Caixa Geral de Depósitos, del Banco Comercial Portugués, del Novo Banco y del Totta, división lusa del Banco Santander que mejoró en este ránking tras la compra del Banif. El BPI obtuvo unos beneficios de 313,2 millones de euros en 2016, un 32,5 % más que en 2015.

Pablo Forero, nuevo hombre furte de BPI

El consejo de administración de Banco Portugués de Inversiones (BPI) propondrá a la junta de accionistas del 26 de abril nombrar nuevo consejero delegado al hasta ahora director general de CaixaBank para el proyecto de BPI, Pablo Forero, mientras que el actual consejero delegado del banco luso, Fernando Ulrich, pasará a ser presidente, y el ahora presidente de BPI, Artur Santos Silva, será propuesto presidente de honor.

El director de proyectos de CaixaBank para el Banco Portugués de Inversiones (BPI), Pablo Forero, participa de una rueda de prensa para presentar los resultados de la oferta pública de adquisición del banco portigués. EFE/TIAGO PETINGA

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha explicado que para CaixaBank es un proyecto con potencial de crecimiento y "muy importante" porque es la primera vez que toma el control de una entidad no doméstica, y para BPI supone una mejora de dimensión, solvencia y acceso a financiación en mejores condiciones. "Este es un proyecto de crecimiento, el que tiene BPI en Portugal y CaixaBank en España, y lo que queremos es acelerarlo", ha remachado.

Ambas entidades sumarán 564.262 millones de euros en volumen de negocio (créditos y recursos de clientes) y contarán con una cuota de mercado conjunta en la Península Ibérica superior al 20% en productos de ahorro a largo plazo (seguros y pensiones), del 18% en fondos de inversión, del 14% en créditos y del 13% en depósitos.

El banco luso emitirá deuda subordinada por encima de 225 millones para mejorar su ratio de capital

​El grupo español explicó en un comunicado a la CNMV el impacto de la operación en sus ratios de capital: el ratio de capital Common Equity Tier 1 (CET1) regulatorio o phase-in de CaixaBank pro-forma a fecha de 31 de diciembre de 2016 se sitúa en un 12,0% y en un 11,2% para el escenario fully loaded, el más exigente, después de que en 2016 CaixaBank llevara a cabo una colocación de acciones en autocartera para absorber el impacto de esta operación en su capital.

Por su parte, BPI prevé reforzar su ratio de capital con una emisión de deuda subordinada que será superior a 225 millones de euros, pero inferior a los 350 que calculaba CaixaBank en su folleto de OPA, gracias a que los resultados de BPI del último trimestre y los resultados de su fondo de pensiones fueron mejores de lo esperado.