Publicado: 20.01.2016 18:53 |Actualizado: 20.01.2016 18:54

La banca italiana se desploma en bolsa después de que el BCE muestre dudas sobre sus cifras de morosidad

La autoridad monetaria de la Eurozona prepara nuevas recomendaciones para que las entidades vigilen mejor sus créditos dudosos, que se han duplicado desde 2009.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Dudas sobre los niveles de morosidad de la banca italiana. REUTERS

Dudas sobre los niveles de morosidad de la banca italiana. REUTERS

MILÁN.- El sector bancario italiano protagoniza fuertes caídas en la Bolsa de Milán, que en el caso de Banca Monte dei Pachi di Siena han llegado a forzar la suspensión de la cotización de sus acciones al llegar a caer alrededor de un 20%, después de conocerse que el Banco Central Europeo (BCE) ha requerido más datos acerca de la morosidad de una serie de entidades del país transalpino.

Los bancos Monte dei Paschi di Siena, Unicredit, Banco Popolare, Banca Popolare di Milano, Banca Popolare dell'Emilia Romagna y Banca Carige informaron el pasado lunes a requerimiento del Consob, el supervisor italiano de los mercados, de que el BCE ha comenzado una evaluación sobre la estrategia, gobernanza, procedimientos y metodologías para la valoración de la cartera de préstamos en riesgo de mora de estas entidades.

La actuación del BCE en su papel de supervisor bancario europeo ha desatado las especulaciones sobre la posibilidad de que las entidades italianas puedan verse forzadas a asumir amortizaciones adicionales, así como sobre la supervivencia en solitario de algunas ellas. De este modo, las acciones del sector bancario italiano registraban fuertes descensos.



Fuentes bancarias han señalado que el BCE tiene previsto exigir a los bancos de la zona euro que gestionen mejor la morosidad,  en un esfuerzo por resolver un asunto que está frenando la recuperación económica de la región. Los préstamos dudosos han aumentado más del doble en toda la zona del euro desde 2009 y se situaron en casi un 1 billón de euros a finales de 2014, según datos del Fondo Monetario Internacional el año pasado. La carga de estos préstamos supone un freno en la concesión de créditos.

El BCE ha solicitado información sobre morosidad a una serie de bancos en toda la zona euro, no sólo italianos, para elaborar una muestra representativa. Fuentes del sector aseguraron que la inclusión en esta lista no significan necesariamente que estén particularmente afectados por problemas de morosidad.

Esta solicitud de información es el primer paso en un proceso mediante el que el BCE definirá las mejores prácticas sobre cómo hacer frente a préstamos incobrables, abarcando a bancos con diferentes modelos de negocio en diferentes jurisdicciones. Estas directrices serán utilizadas en última instancia por equipos de supervisión del BCE a la hora de formular recomendaciones para los bancos que supervisa.

Las recomendaciones podrían ir desde la contratación de más personal para hacer frente a la morosidad o el cambio de las prácticas internas, a hacer más provisiones, revisar el valor de los préstamos morosos o incluso la creación de un banco malo. 

Etiquetas