Publicado: 11.04.2014 16:46 |Actualizado: 11.04.2014 16:46

Catalunya Banc vende su plataforma inmobiliaria al fondo Blackstone

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La nacionalizada Catalunya Banc (CX) anunció el viernes que ha cerrado la venta de su plataforma inmobiliaria a fondos de inversión gestionados por Blackstone en colaboración con Magic Real Estate por un importe "máximo" de 40 millones de euros. La operación, enmarcada en el proceso de venta de la entidad que el Gobierno pretende finalizar a lo largo del presente ejercicio, supone la venta de la gestión de sus activos inmobiliarios adjudicados y los préstamos de promoción y construcción.

La plataforma gestiona cerca de 8.700 millones de euros en activos y el precio máximo acordado podría variar en función del perímetro final de la transacción y del cumplimiento de objetivos pactados y no desvelados. La venta incluye el traspaso de los trabajadores de la pata inmobiliaria de la entidad (190 empleados). "Con esta venta CatalunyaCaixa da un nuevo paso en su proceso de desinversiones no estratégicas, de actividades que no forman parte de su negocio bancario, de acuerdo con el plan de reestructuración aprobado por Bruselas", dijo la entidad.

Además, Eduard Mendiluce, actual consejero delegado de CatalunyaCaixa Inmobiliaria, continuará siendo consejero delegado de la nueva compañía. CatalunyaCaixa Inmobiliaria vendió o alquiló 6.000 inmuebles por valor de 680 millones de euros en el 2013.

Blackstone es el mayor gestor de inversiones de bienes inmuebles en el mundo y cuenta con más de 79.000 millones de dólares de capital de inversores bajo su gestión; su cartera incluye hoteles, oficinas, espacios comerciales, industriales y propiedades residenciales en Estados Unidos, Europa y Asia.

Tras fracasar en dos ocasiones en su intento de volver a privatizar una entidad en la que se han inyectado más de 12.052 millones de euros de dinero público, el Gobierno español está ahora mismo rediseñando su estrategia de venta en su intento de minimizar el coste de dinero público. En este escenario, una portavoz del FROB confirmó que se estaba estudiando la venta de una cartera hipotecaria por un importe bruto de 7.000 millones de euros que podría conllevar además unas garantías aún por definir. Al mismo tiempo, la entidad está inmersa en la venta de la red de 196 sucursales fuera de Catalunya y de una cartera de créditos fallidos por 1.500 millones de euros.