Publicado: 23.10.2015 19:17 |Actualizado: 23.10.2015 19:17

El banco central chino recorta los tipos de interés por sexta vez en once meses para reactivar su economía

El gigante asiático aplica las medidas más agresivas desde la crisis financiera global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La bandera china frente a un edificio del distrito financiero de Pekín. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

La bandera china frente a un edificio del distrito financiero de Pekín. REUTERS/Kim Kyung-Hoon

PEKÍN.- El banco central de China recortó los tipos de interés el viernes por sexta vez desde noviembre de 2014 y recortó nuevamente la cantidad de efectivo que los bancos deben mantener como reserva, en otro intento por reactivar una economía en desaceleración. El Banco Popular de China (BPC) dijo en su sitio web que redujo su tipo referencial de préstamos a un año en 25 puntos básicos al 4,35%, a partir del 24 de octubre. El tipo de depósitos a un año también fue reducida en 25 puntos básicos al 1,50%.

Se trata de la medida más agresiva tomada por China en política monetaria desde la crisis financiera global de 2008/2009, lo que pone de relieve las preocupaciones en Pekín sobre el estado de la segunda mayor economía del mundo.



Las débiles lecturas económicas del tercer trimestre reflejaron el panorama desafiante que afrontan los líderes de China, ya que la producción económica ni siquiera alcanzaría este año el crecimiento del 7% calculado por el Gobierno. Datos publicados el lunes indicaron que la economía de China se expandió un 6,9% entre julio y septiembre frente al mismo periodo del año anterior, quedando bajo el 7% por primera vez desde la crisis financiera mundial.

Las autoridades también recortaron el encaje en 50 puntos base para todos los bancos, llevando el ratio a un 17,5% para los mayores prestamistas del país, de acuerdo al comunicado del banco central chino.

El banco central respaldó su decisión afirmando que la economía de China aún afronta presiones y añadió que la baja tasa de inflación daba espacio para aplicar la disminución de la tasa de interés clave, lo que reduciría los costos de financiamiento para los sectores vulnerables. Dijo además que la reducción en el encaje bancario buscaba apoyar al sector rural y a las pequeñas empresas.

El primer ministro chino Li Keqiang, declaró en una radio pública, que el país hará un uso razonable de rebajas en los tipos de interés y reducciones en el ratio de reservas exigido a los bancos para ayudar a su ralentizada economía. Sus comentarios, realizados poco antes de conocerse las medidas del banco central chino, son poco usuales en líderes de alto rango en el gigante asiático.