Público
Público

El Banco de Inglaterra mantiene tipos y el alcance de sus estímulos

Un voto favorable a subir tipos quiebra la unanimidad al respecto por primera vez desde el verano e impulsa la cotización de la libra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El edificio del Banco de Inglaterra en la City londinense. REUTERS

El edificio del Banco de Inglaterra en la City londinense. REUTERS

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) ha decidido por una mayoría de ocho votos a uno mantener sin cambios los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,25%, mientras que la institución sí votó unánimemente a favor de no alterar el alcance de sus medidas de estímulo monetario, según ha anunciado la institución un día después de que la Reserva Federal de EEUU (FED) subiera los tipos por segunda vez en los tres últimos meses.

A diferencia de las anteriores cinco reuniones de la institución, la decisión sobre el nivel adecuado de los tipos de interés ha reflejado las primeras fisuras en el seno del Comité de la Vieja Dama de la Calle Threadneedle, ya que Kristin Forbes rompió la unanimidad que ha caracterizado todas las decisiones sobre tipos desde el verano al votar a favor de subir la tasa en 25 puntos básicos.

Esta falta de unanimidad en el Comité del Banco de Inglaterra por la aparición de las primeras propuestas a favor de una menor laxitud de la política monetaria británica ha tenido un efecto inmediato en la cotización de la libra, que pasaba de cambiarse por 1,2239 dólares antes de conocerse la decisión a 1,2372 dólares con posterioridad.

Por otro lado, los nueve miembros del Comité, entre los que se contaba por primera y última vez Charlotte Hogg, quien ha dimitido de su cargo tras haber ocultado un posible conflicto de interés, han respaldado sin fisuras continuar con el actual programa de compra de deuda empresarial por importe de hasta 10.000 millones de libras (11.435 millones de euros), así como mantener intacto el volumen de su programa de compra de activos en 435.000 millones de libras esterlinas (497.465 millones de euros).

La economía del Reino Unido experimentó en el cuarto trimestre de 2016 una expansión del 0,7% respecto a los tres meses anteriores, cuando había crecido a un ritmo del 0,6%, mientras que el dato anual se situó en 1,8%.

La tasa de paro de Reino Unido correspondiente al trimestre comprendido entre noviembre de 2016 y enero de 2017 se situó en el 4,7%, frente al 5,1% del mismo periodo del ejercicio precedente, lo que representa su nivel más bajo desde agosto de 1975 y equivale a un total de 1,58 millones de desempleados, mientras la tasa de empleo se situó en el 74,6%, la más elevada desde que los registros comenzaron en 1971.

Por su parte, la inflación interanual del Reino Unido se situó el pasado mes de enero en el 1,8%, frente al 1,6% de diciembre, lo que supone el nivel más elevado del indicador desde junio de 2014.

En este sentido, los miembros del Comité del Banco de Inglaterra prevén que la inflación alcanzará el 2% en los próximos meses y llegará a un máximo en torno al 2,7% a principios de 2018 para regresar gradualmente a partir de entonces a niveles próximos a su objetivo de estabilidad de precios.

"En su reunión de marzo, el Comité siguió considerando apropiado buscar un retorno de la inflación al objetivo durante un periodo de tiempo algo más largo de lo usual", aunque "hay límites a la medida en que puede tolerarse una inflación por encima del objetivo", apuntó la entidad.

Asimismo, la institución ha advertido de que espera una "ralentización" de la demanda agregada a lo largo de este año a medida que se debilite la demanda de los hogares como reacción a los menores ingresos reales.

Por otro lado, la institución destaca la aparentemente distinta perspectiva que mantienen los mercados financieros y los hogares sobre las proyecciones para la economía del Reino Unido. "Esta diferencia no puede persistir indefinidamente", subraya el Banco de Inglaterra, advirtiendo de que la naturaleza y el momento de su resolución "probablemente serán elementos clave en la evaluación de políticas del Comité".