Público
Público

El Banco Sabadell estudia trasladar parte de su equipo directivo fuera de Catalunya

La entidad celebrará su primer consejo de administración en Alicante, su nueva sede social, el próximo día 26, y al día siguiente realizará en Madrid la presentación de sus resultados trimestrales

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:

Sede del Banco Sabadell en Barcelona. REUTERS

Banco Sabadell está considerando trasladar algunos de sus principales ejecutivos de Catalunya a Madrid, en un síntoma de que el posible éxodo empresarial podría tener un efecto más permanente.

Concretamente, el Sabadell considerará trasladar la presidencia y la secretaría general del banco a Madrid. Según fuentes del banco, desplazar estos dos departamentos responde a la necesidad de la entidad de "incrementar" su presencia institucional en Madrid, una vez que se hizo efectivo el traslado de la sede social y fiscal del banco a la ciudad de Alicante ante la incertidumbre política y económica que ha desatado el desafío independentista en Catalunya.

Como otros cientos de empresas catalanas, Sabadell, el quinto mayor banco español, anunció a principios de mes el traslado de su sede social fuera de Catalunya para evitar la incertidumbre legal mientras los gobernantes de la región siguen adelante con una campaña secesionista.  

La decisión del traslado del presidente se estudiará en la próxima reunión del  consejo de administración, prevista para el jueves 26 de octubre, que por primera vez será en Alicante, a 500 kilómetros de la ciudad de Sabadell, donde se fundó la entidad en 1881. Las fuentes del banco han señalado que si el president catalán, Carles Puigdemont, no ha retirado sus planes de independencia antes del jueves a las diez de la mañana tal y como ha solicitado el gobierno central, el consejo de Sabadell consideraría el traslado de la oficina del presidente .

En esa reunión, además, se analizarán las cuentas trimestrales de la entidad, que se presentarán al día en Madrid, también por primera vez, en sus oficinas de la calle Serrano.

Aunque el posible traslado de personal se limitaría solo a una ínfima porción de los 26.000 empleados del banco, la decisión sería un nuevo golpe para el gobierno catalán, que ha dicho que las empresas han realizado movimientos temporales que pronto se revertirán.

Desde hace años, Sabadell dispone de tres centros operativos en España ubicados en Las Tablas (Madrid), Alicante y Sant Cugat (Barcelona). En Madrid radica, por el momento, la Dirección General de Mercados y Banca Privada, así como importantes centros de las distintas direcciones horizontales.

En Alicante también tiene su domicilio social Solvia, la unidad inmobiliaria de la entidad, y se ubican distintas unidades tecnológicas, además del centro de recuperación de datos (back-up), mientras que en Barcelona se encuentra el centro corporativo principal del banco, donde están la mayor parte de las direcciones generales ejecutivas de Sabadell.

Una sucursal del Banco Sabadell en Barcelona. REUTERS

Una eventual ruptura de España (la quinta economía de Europa) que el gobierno central asegura que no sucederá, dejaría a la región fuera de la Unión Europea con lo que supone en términos de protección al consumidor, lo que ha sido una fuente de temor para muchos depositantes y empresas.

El gigante bancario Caixabank, la tercer mayor banco del país, también trasladó sus oficinas fuera de la región y, aunque no planea seguir a Sabadell por el momento, una fuente de la entidad dijo que seguían monitorizando estrechamente los acontecimientos políticos.

Caixabank celebrará su próximo consejo de administración en Valencia el próximo 23 de octubre y también presentará allí sus cuentas trimestrales al día siguiente.

Caixabank, Sabadell y BBVA son los bancos más expuestos en términos de depositantes en Catalunya, concentrando alrededor de un tercio de las cuentas en la región y sus acciones han tenido un comportamiento peor que el de sus competidores nacionales y europeos en las últimas semanas.

La semana pasada, los bancos españoles aumentaron sustancialmente su demanda de liquidez al BCE en la subasta semanal de depósitos ante el temor relacionado con una hipotética separación de Cataluña de España.